Una donación «excepcional» que «enriquece las colecciones españolas»

Uno de los cuadros que se muestran en la exposición./MARIO ROJAS
Uno de los cuadros que se muestran en la exposición. / MARIO ROJAS

El Museo de Bellas Artes presenta la colección de Plácido Arango en una exposición que amplía su plazo de apertura hasta el mes de agosto

EL COMERCIO

«Esta donación es excepcional, no solo para Asturias, sino para los museos españoles. Supera lo asturiano, pues es un enriquecimiento para las colecciones públicas». Con estas palabras calificaba Javier Barón, jefe del Área de Conservación de Pintura del Siglo XIX del Museo Nacional del Prado, la donación del mecenas Plácido Arango al Museo de Bellas Artes, una colección de 33 obras que abre mañana al público. El acto contó con la presencia del consejero de Cultura y presidente del Patronato del Museo de Bellas Artes, Genaro Alonso, Roberto Sánchez Ramos, vicepresidente de la institución y Alfonso Palacio, director del centro. Todos ellos tuvieron palabras de elogio para una donación que supone «una magnífica noticia para Asturias, que llega en el mejor momento y que demuestra una gran generosidad con la región», señaló Genaro Alonso.

Fue Javier Barón el encargado de hacer un recorrido guiado por la exposición. Durante el mismo destacó que grandes nombres de la pintura se sumarán ahora a la colección del museo. «Esta donación supone una recuperación de patrimonio para España ya que muchas obras de esta colección fueron compradas en el extranjero», afirmó.

El Palacio de Velarde acoge 29 obras de las 33 donadas que se exhiben de una manera casi cronológica. Comenzando por los siglos XV y XVI, la exposición pasa luego a otras dos salas donde se salta al siglo XVII. En el edificio de la ampliación se han colocado las obras de gran formato, como el impresionate retablo instalado en el atrio. La última planta de este edificio ha quedado reservada para las obras de arte contemporáneo.

De la colección de Plácido Arango, el Museo del Prado recibirá 25 obras y el Bellas Artes, las 33 citadas, puesto que no hay que olvidar que la donación se hace en calidad de usufructo vitalicio. Pese a ello, en Oviedo se quedarán ya doce de las obras donadas engarzadas dentro de la colección permanente una vez finalice la muestra.

Mario Rojas

La exposición –que el público podrá visitar a partir de mañana y hasta el mes de agosto– propicia un recorrido por el arte español desde el siglo XV hasta finales del XX. Hay arte antiguo y contemporáneo, incluyendo obras de autores vivos. El espectacular Retablo de la Flagelación, que ya está a la vista del público en el atrio del edificio de la ampliación, y las tablas de Juan de la Abadía el Viejo son ejemplo de las obras más longevas. Del XVI están representados Juan Correa de Vivar, Juan de Juanes y Luis de Morales. El barroco madrileño y sevillano del XVII se exhibe a través de lienzos de Jerónimo Jacinto Espinosa, Francisco de Zurbarán, Juan de Valdés Leal y José Antolínez. Del XIX destaca la presencia de Genaro Pérez Villaamil con una pintura de la Catedral de Oviedo, mientras que en el XX hay piezas de José Gutiérrez Solana, Esteban Vicente, Pablo Palazuelo, Antoni Tàpies, Rafael Canogar, Equipo Crónica, Juan Muñoz y Cristina Iglesias.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos