La embajada Masaveu emerge en Madrid

La embajada Masaveu emerge en Madrid
Aspecto que presenta ya el palacete de la calle Alcalá Galiano, que será la sede madrileña de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson. / IÑAKI MARTÍNEZ

Las obras del espacio de la fundación asturiana en la 'milla de oro' cultural están a punto de concluir

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

La embajada cultural de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson en Madrid ya tiene forma. En un edificio que fue hotel en la calle Alcalá Galiano, en plena 'milla de oro' cultural de la capital, a tiro de piedra de los grandes referentes nacionales como son el Museo del Prado, el Thyssen, la Biblioteca Nacional, el Reina Sofía o el Caixa Forum, por citar algunos, se situará el que será el primer espacio expositivo propio de la institución cultural. Se trabaja sin prisas y sin ningún tipo de esclavitud hacia los plazos, pero lo cierto es que el aspecto del edificio deja a las claras que el final de las obras no se demorará demasiado en el tiempo, lo que significa que a finales de este mismo año o principios del próximo podría comenzar a funcionar. Pero, desde la Fundación María Cristina Masaveu, no se aportan datos ni sobre cuándo llegará el estreno ni tampoco sobre las actividades que albergará.

Hace ya cuatro años que se hizo público el proyecto que la Fundación Masaveu tenía para el palacete de principios del siglo XX ubicado en las cercanías de la plaza de Colón. Precisamente en aquel momento parte de las joyas pictóricas de la colección Masaveu estaban expuestas en el CentroCentro de Madrid en la muestra 'Colección Masaveu: Del Románico a la Ilustración. Imagen y Materia'. Hacía ya entonces varios años que se había adquirido el edificio cuyo proyecto de reforma para conversión en espacio cultural requirió del visto bueno del Ayuntamiento de Madrid.

En el distrito de Chamberí se ubica el palacete elegido para centralizar la actividad en la capital de la Fundación, que mantiene el resto de sus sedes sociales. Requirió el inmueble de un plan especial para la reforma, dado que está catalogado con un nivel 3 de protección en grado parcial. El proyecto dado entonces a conocer en el Ayuntamiento preveía que el equipamiento cultural contará con cuatro salas de exposiciones y un auditorio con 150 butacas para conferencias, cursos o conciertos.

Habrá exposiciones temporales y tendrá un auditorio con 150 butacasAcomodará los fondos contemporáneos, pero no será sede de la colección Masaveu

En su nuevo centro acomodará los fondos de arte contemporáneo de la Fundación María Cristina Masaveu y acogerá exposiciones temporales. Pese a que algunas voces apuntaron a la posibilidad de que se convirtiera en sede la colección Masaveu, considerada como una de las más destacadas en el ámbito privado de España y que se conserva en Asturias, desde la Fundación siempre se negó que esa situación se fuera a dar. Sí es posible, pero eso tendrá que aprobarlo su patronato en su momento, que se puedan presentar allí en distintas muestras algunas de las obras de la misma. Pero el objetivo son las exposiciones temporales, como por ejemplo las que se realizan con los fondos fotográficos del proyecto 'Miradas de Asturias', que se han visto no solo en el Principado sino también en Madrid, Lisboa e incluso Nueva York.

Sobre un solar de 900 metros cuadrados, con una superficie edificada de 3.393 metros y cuatro plantas de altura, el palacete albergó un hotel en las tres plantas inferiores y dos viviendas tipo dúplex en las dos superiores. Concebido como palacio residencial, fue construido entre 1920 y 1930 con tres alturas. En 1964 y 1976 se realizaron ampliaciones. El proyecto actual planteaba una clara separación funcional de los ámbitos público y privado, de forma que las plantas sótano primero, baja y primera acogerán áreas de exposición y difusión, mientras que las zonas privadas de representación y administración ocuparán las plantas segunda y tercera. También habrá tres plantas más de sótano destinadas a garaje y carga y descarga.

Cuatro salas

Las áreas expositivas se distribuirán en cuatro salas independientes, dos en la planta baja alrededor de un patio y otras dos en la planta primera. Todas tendrán el máximo requerimiento técnico en cuanto a instalaciones, de manera que sea viable la exhibición de arte de cualquier época y material. El espacio de difusión y comunicación contará con un auditorio situado en uno de los sótanos con 150 butacas donde se podrán ofrecer conferencias, cursos, conciertos y otras actividades.

Las obras se han debido realizar con mimo, puesto que el proyecto obligaba a la restauración de los dos elementos del edificio catalogados: la fachada exterior, de corte neoclásico, y la escalera principal, que se continuó hasta la tercera planta. Se han construido también tres sótanos para garaje bajo el existente. Además, el proyecto preveía la reordenación de las fachadas del patio trasero y el ajardinamiento de las cubiertas planas situadas dentro del patio de manzana y la mejora de este.

La Fundación María Cristina Masaveu Peterson gestiona la colección Masaveu, que es en realidad propiedad de la Corporación homónima, cuenta con sus propios fondos contemporáneos que continúan creciendo y realiza una notable labor de mecenazgo en diferentes ámbitos. Recientemente, sin ir más lejos, financió la publicación de dos obras en colaboración con el Museo del Prado que ahondan en el conocimiento de la vida y obra de Fortuny : 'Cecilia de Madrazo. Luz y memoria de Mariano Fortuny', escrito por Ana Gutiérrez, y 'Epistolario del Archivo de Madrazo en el Museo del Prado', que recopila 383 cartas familiares que aportan información de interés sobre las relaciones personales, profesionales y sociales de los Madrazo.

Completa su colaboración con el el Prado con la financiación de una beca de formación en el Área de Conservación y convoca cada año otras becas para estudiantes de ámbito más general. Además, ha colaborado en la edición de catálogos razonados de artistas tan notables como Joaquín Rubio Camín o Javier del Río. Durante cinco años, su tarea de mecenazgo puso a trabajar a otros tantos premios nacionales de Fotografía en el proyecto 'Miradas de Asturias', en el que tomaron parte Alberto García Alix, Ouka Leele, Chema Madoz, Joan Fontcuberta y José Manuel Ballester.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos