'Líneas al vuelo' que son Historia del Arte

Dibujo de Vaquero Palacios para el libro 'Nueva York'.
Dibujo de Vaquero Palacios para el libro 'Nueva York'.

Gijón inaugura una exposición con 500 obras que recorren la ilustración y el diseño gráfico asturianoEl 80% de las creaciones nunca hasta ahora habían sido exhibidas en Asturias. Piñole, Valle, Martínez Abades y Vaquero Palacios están presentes en la muestra

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

Tres años de trabajo se esconden tras las paredes y los expositores repletos de arte del Centro de Cultura Antiguo Instituto de Gijón, que desde ayer -y hasta el 5 de noviembre- hace balance de 'la ilustración y el diseño gráfico en Asturias desde 1879 a 1937', como reza el subtítulo de la exposición 'Líneas al vuelo'.

Francisco Crabiffosse, empeñado desde hace décadas en poner en su lugar lo que algunos han definido como artes menores, se ha encargado de comisariar una muestra que recopila más de quinientas obras de distinto tipo -hay bocetos de carteles, ilustraciones para revistas, tarjetas postales, etiquetas, libros y hasta un abanico...- de las que más de un 80% nunca antes habían sido expuestas ante el público asturiano. Y además, más de un 80% de esas piezas provienen de colecciones de los museos municipales: de la Casa Natal al Piñole, pasando por el Museo del Pueblo de Asturias. Hay también obras del Evaristo Valle, de las bibliotecas Jovellanos y Ramón Pérez de Ayala, de varias colecciones privadas y del Museo Abc de Madrid, que ha cedido algunas de las ilustraciones que Martínez Abades, Pedrín Sánchez y Ventura Álvarez Sala realizaron para 'Blanco y Negro'. Es una completísima muestra que toca todos los palos y que es fruto de un trabajo de Crabiffosse mucho más profundo sobre la ilustración y las artes gráficas que será presentado impreso antes de que finalice el año.

La muestra se articula en torno a cinco unidades expositivas y sirve para mostrar el trabajo de artistas muy reconocidos. También para dar luz, taquígrafos y visibilidad a otros desconocidos y olvidados. Comienza con los orígenes y las obras de los maestros fundadores para revistas ilustradas, donde se destaca el trabajo de José Cuevas, considerado por Crabiffosse como «creador de una iconografía que fija la identidad asturiana».

La eclosión del fin de siglo, con la presencia de artistas gijoneses como los citados Martínez Abades o Ventura Álvarez Sala en revistas ilustradas españolas; el tránsito y la ruptura, con la obra de Evaristo Valle y Nicanor Piñole, que se abren a los nuevos lenguajes y dan carpetazo al naturalismo fotográfico de sus predecesores; los tiempos de vanguardia que dan frutos brillantes y vibrantes antes de la crisis que se abre con la llegada de la Guerra Civil... Tanto en la publicidad como en la cartelería política y la festiva hallan hueco los creadores asturianos, que tienen también su sucursal en América, en especial en Cuba y Argentina, donde es notable y notoria su presencia. «No se entiende Asturias sin América, y en el plano artístico, tampoco», apunta el comisario de la exposición.

Son muchas las obras y los autores destacados en estas 'Líneas al vuelo' que presenta trabajos de Mariano Moré, de Eugenio Tamayo, Alejandro Sirio o de Joaquín Vaquero Palacios, de quien por primera vez se muestran los magníficos dibujos que realizó en 1930 para ilustrar el libro 'Nueva York' de Paul Morand.

La sala grande del Antiguo Instituto se rinde al diseño gráfico en una eclosión de imágenes que van mudando lenguajes en un viaje temporal en el que lo mismo se crean hermosas postales, que etiquetas para el Anís Marichu, que portadas con las que alumbrar partituras musicales. Universos variopintos para esas artes que nunca fueron menores y que ahora se hacen enormes.

Fotos

Vídeos