Oviedo reúne a siete artistas asturianos que han roto las fronteras

Vista de la exposición de la sala SabadellHerrero con una pintura de Pelayo Ortega en primer término. Al fondo, obras de Elena Rato. /  E. C.
Vista de la exposición de la sala SabadellHerrero con una pintura de Pelayo Ortega en primer término. Al fondo, obras de Elena Rato. / E. C.

Pelayo Ortega, Alfonso Fernández, Elena Rato, Jorge Nava, Rodríguez-Vigil, Juanjo Palacios y el fallecido José Andrés Gutiérrez, juntos en la sala del SabadellHerrero

PACHÉ MERAYO GIJÓN.

No tienen mucho en común en sus modos y maneras de crear, pero les une el hecho de haber desbordado su propia geografía. Cada uno de los siete artistas que se darán cita en la sala SabadellHerrero, en Oviedo -a partir del próximo 5 de abril- superó mucho tiempo atrás la regionalidad para mirar a la cara a los grandes creadores que lidian en paredes capitalinas e internacionales. Los siete, Pelayo Ortega, Alfonso Fernández, el fallecido José Andrés Gutiérrez, Elena Rato, Juanjo Palacios, Jorge Nava y Luis Rodríguez-Vigil, responden, además, a la máxima que les une ahora en las paredes de la calle Fruela: abrazar la intensidad material y la fuerza argumental en un mismo territorio creativo. De hecho, la exposición, un proyecto de Ramón Isidoro para la Consejería de Cultura, se presenta bajo el título 'Intensa', haciendo alusión a esa poderosa presencia física, pero también conceptual, a la que todos responden.

'Intensa' cierra una trilogía expositiva dedicada a la creación asturiana, abierta con 'Seis pinturas', cita en la que tenía presencia el propio Ramón Isidoro. Continuó hace un par de años con 'Betas', que permitió dar luz a un pequeño bosque de artistas en la céntrica sala de Oviedo, y ahora se abrocha con esta concentración de intensidades a cargo de siete grandes. Casi todos participan con obra realizada ex profeso para la muestra y a excepción de Rodríguez-Vigil (Oviedo, 1963), que ha colgado una colección de papeles y lienzos de pequeño formato, dialogan con piezas de grandes dimensiones. Entre ellos llama la atención, por su fuerza, el óleo de Pelayo Ortega (Mieres, 1956), recién llegado de Arco, donde vendió dos de sus obras de mayor valor a coleccionistas de fuera de España en ambos casos. Frente a ella, un tríptico del gijonés Alfonso Fernández (1971), que, tras trabajar con Ibarrola, ha logrado en Madrid, representado por la galería ATM, todos los elogios y alguna que otra acusación de irrevencia.

Como ellos, Jorge Nava (Gijón, 1980) también aporta pintura. Su obra, que ironiza sobre la vida y la muerte, se enfrenta a la del malogrado José Andrés Gutiérrez, fallecido repentinamente en 1994 con 35 años, dejando el famoso Vía Crucis de Bañugues como legado.

La colección la cierran Elena Rato (Oviedo, 1979), que invierte su capacidad para combinar texturas en una instalación, y el compositor y artista Juanjo Palacios (navarro de Gijón), creador del Mapa Sonoru de Asturias, que participa con otra instalación, pero en su caso sonora.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos