Picassos en sombra para el Reina Sofía

Figuras móviles. A la izquierda, la silueta de Picasso que les abrió las puertas del museo de Málaga y, posteriormente, del Museo Reina Sofía de Madrid y el de Arte Contemporáneo de Barcelona. A la derecha, móviles de Harry Potter y Alicia en el País de las Maravillas./
Figuras móviles. A la izquierda, la silueta de Picasso que les abrió las puertas del museo de Málaga y, posteriormente, del Museo Reina Sofía de Madrid y el de Arte Contemporáneo de Barcelona. A la derecha, móviles de Harry Potter y Alicia en el País de las Maravillas.

Nacidas al calor del Fab Lab de Laboral Centro de Arte, sus llamativas figuras móviles de polipropileno cruzan fronteras Perrofeo Workshop, un estudio de Gijón, llega con su trabajo a las tiendas de los principales museos del país

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Desde Gijón a los principales museos del país. Ese ha sido el camino recientemente iniciado desde Asturias por el estudio artístico Perrofeo Workshop, que llevan desde 2014 mostrando al mundo su personal visión del cine y la literatura, creando escenas para transformarlas en figuras móviles que cuelgan del techo, cobran vida propia y proyectan sombras llenas de vitalidad. Nacieron al calor del Fab Lab de Laboral Centro de Arte, donde realizaron sus primeros trabajos, pero este año han dado un importante salto: el Museo Picasso de Málaga se interesó por su trabajo y en la tienda de la pinacoteca ya cuelga la creación nacida en Gijón sobre este artista malagueño. Y desde la tienda de Málaga llegaron hace unos meses a la del Reina Sofía de Madrid, donde este año hubo exposición dedicada al genial pintor de 'El Guernica', pero también a muchos otros museos, hasta superar ya los 50 puntos de venta. Todo ello les permitió además abrir su propio taller en la calle Marqués de San Esteban de Gijón -antes trabajaban en casa y a un volumen mucho más pequeño-.

Ahora sus figuras triunfan, y cada vez son más los que se interesan por ellas: el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, el Caixaforum de Madrid... Su producto estrella en este momento: «La figura de espaldas de Picasso, con su característico jersey de rayas, la luz que ilumina 'El Guernica' en lo alto, el mensaje 'passion' y una mesa con varios detalles alusivos al artista: una paleta de colores, un toro, una vasija, una flor que aparece en otro de sus cuadros más famosos... Un guiño a quienes conozcan su obra». Quien así lo describe es Leo Durán (México D.F., 1978), el diseñador de Perrofeo Workshop. Es Técnico Superior en Imagen y ha trabajado durante varios años en la radio y en productoras de televisión, aunque su pasión es la animación, la infografía y el 3D. Junto a él, en la parte de producción, comercialización y montaje, Begoña Andrés, «la otra pieza que sustenta este proyecto».

Aunque recrear escenas de cine sigue siendo su pasión, visto el éxito 'picassiano' y el tirón que encontraron en los museos han abierto una nueva línea dedicada al arte. Ya trabajan en móviles dedicados a Altamira y sus pinturas prehistóricas, con vistas a venderlas también en el museo cántabro, y se están rompiendo la cabeza en cómo llevar a este formato de polipropileno de 0,7 milímetros, varillas de fibra de vidrio e hilos de nylon la obra de Sorolla que tienen en proyecto.

Esta Navidad mostraban algunas de sus creaciones en el Lab Shop de Laboral Centro de Arte, con quien siguen colaborando. Sus móviles de películas clásicas -la famosa escena del reloj de Harold Lloyd, la silueta de 'E.T., el extraterrestre', la batalla de katanas de 'Pulp Fiction', 'El mago de Oz', 'Los pájaros' de Hitchcock, 'King Kong', 'Star Wars'...-, iconos para varias generaciones, toman forma casi etérea gracias al polipropileno, lo que les permite moverse ante la más mínima ráfaga de viento.

El proceso se divide en tres pasos: «Primero creo el diseño a ordenador, luego lo dibujo a mano sobre una plancha de polipropileno, y después, sobre un cristal, se recortan minuciosamente para después ser montados con las varillas de fibra de video. Hasta que quedan totalmente satisfechos con la composición y sale a a la venta, les ocupa «entre dos semanas y cuatro meses», explica Durán.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos