El Principado sumará cuatro trabajadores al Museo de Bellas Artes

Completará la plantilla del centro oventense con dos conservadores, un ayudante de conservador y un técnico educativo

J. L. GONZÁLEZ GIJÓN.

La incorporación de conservadores a la plantilla del Museo de Bellas Artes de Asturias era una de las principales demandas de su director, Alfonso Palacio, y ayer, el Consejo de Gobierno del Principado dio el primer paso para satisfacerla. El Ejecutivo regional abrió el proceso para contratar a dos conservadores, un ayudante de conservación y un técnico de programas educativos a la plantilla del museo, un paso con el que se pretende cubrir estas vacantes antes de que finalice el año.

La importancia de estos puestos de trabajo en el Museo de Bellas Artes es crucial. Tal y como reconoce el propio Consejo de Gobierno «estas plazas son necesarias para atender el buen funcionamiento del equipamiento artístico en relación con actividades tan relevantes como el inventariado, la catalogación de fondos y las tareas de investigación en torno a ellos». Además, la dotación de nuevos conservadores atañe a necesidades como la atención al diseño y la disposición de las obras en el contexto de la colección permanente, la propuesta y el comisariado de muestras temporales y la redacción de los textos científicos para su publicación.

El director del museo se ha referido en varias ocasiones en los últimos años a este asunto, siempre en términos de urgencia. En una entrevista con este diario en diciembre del pasado año señaló que la ampliación de la plantilla del museo «más que una urgencia, es una necesidad». No se referia Palacio solo a los conservadores. Con una ampliación de las instalaciones que ha permitido duplicar el espacio expositivo, los gestores del museo se han encontrado con una plantilla que no ha sido modificada, razón por la que se reclamaba desde personal de sala a vigilantes de seguridad.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos