Las texturas brumosas de Hugo Fontela

Hugo Fontela, a la derecha, estuvo acompañado en la inauguración por cientos de personas.
Hugo Fontela, a la derecha, estuvo acompañado en la inauguración por cientos de personas. / A. FLÓREZ

'Borinquen paintings', una serie nacida en Puerto Rico, supone el regreso del pintor a Asturias seis años después de su última exposición individual El artista de Grado expone en la Fundación Cardín de Villaviciosa una veintena de obras nuevas

PABLO ANTÓN MARÍN ESTRADA VILLAVICIOSA.

La Sala de Exposiciones de la Fundación José Cardín Fernández acoge desde ayer en Villaviciosa la muestra 'Boriquen Paintings' del pintor Hugo Fontela. Se trata de la primera exposición del artista asturiano en su tierra desde hace seis años y estará abierta hasta el próximo 15 de septiembre. La muestra reúne una veintena de obras realizadas por Fontela en Puerto Rico expresamente para esta iniciativa de la fundación cultural maliaya, programada dentro de sus actividades de verano. En ella se recogen pinturas de pequeño formato ejecutadas en técnicas mixtas y en las que su autor filtra a través de su mirada las sugerencias emocionales del entorno boricua.

El paisaje y su interpretación plástica desde claves fronterizas entre la abstracción y la figuración ha estado presente en la obra de Hugo Fontela desde sus primeros trabajos. En esta ocasión el pintor moscón escudriña en las texturas de la luz y la trama húmeda del ambiente caribeño para construir su propia introspección de la realidad en unos trabajos que llevan el sello reconocible de su mirada.

Aguaceros y brumas, fronteras imprecisas entre el mar y la tierra, con la presencia tácita o sutilmente esbozada de la vida en forma de vegetación tropical, constituyen las líneas argumentales de este paisaje, que sólo en una impresión superficial puede parecer exótico. La receta fonteliana la explica el comisario de la exposición, Juan Carlos López Quintero, Curador Jefe del Museo de Arte de Puerto Rico: «Por exótico que pueda parecer, Fontela siempre fija su atención sobre el lado perecedero, precario y muriente del entorno, mostrándonos el peso del tiempo sobre los hombros del paisaje». El peso del tiempo y la acción de las fuerzas de la naturaleza sobre el paisaje del trópico fueron elementos esenciales que el pintor asturiano tomó de sus apuntes de campo en la costa de Cabo Rojo, al suroeste de la isla borinqueña. En esta serie se muestra el resultado del posterior proceso de depuración en su taller artístico, un estudio a pie de obra del propio entorno dibujado y en el que las manos del creador se empapan en la realidad material de la arena, el agua de lluvia o de mar, las tonalidades que el viento o las sombras del atardecer proyectan sobre la misma mirada.

A la inauguración asistió un numeroso público, que guardaba cola frente a las puertas de la Fundación José Cardín Fernández media hora antes de que se permitiese el acceso. El presidente de la institución José Cardín Zaldívar, gerente de la empresa Balle, Vallina y Fernández S.A. y su patrono, el arquitecto Luis Masaveu Menéndez-Pidal arroparon al artista en un acto que contó con la presencia del presidente de la Junta General del Principado, Pedro Sanjurjo; el viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, y el alcalde de Villaviciosa, Alejandro Vega, entre otros representantes políticos.

Hugo Fontela (Grado, 1986) está considerado uno de los artistas plásticos más importantes del panorama contemporáneo español y uno de los de mayor proyección internacional. En 2014 recibió el Premio Príncipe de Girona de las Artes por su trayectoria y reside entre Madrid y Nueva York, ciudades en las que tiene sus estudios. En abril de este año expuso en la Galería Malborough de Barcelona 'Norte', inspirada en la poesía del irlandés Seamus Heaney y en la memoria del mar en el paisaje asturiano, al que siempre vuelve.

Fotos

Vídeos