Visiones y ficciones de la ciudad

Dionisio González, ayer en el Bellas Artes. / HUGO ÁLVAREZ
Dionisio González, ayer en el Bellas Artes. / HUGO ÁLVAREZ

Dionisio González explora en el Bellas Artes los límites entre invención y realidad con su muestra 'Construir, habitar, existimar'

P. A. MARÍN ESTRADA OVIEDO.

Amsterdam, Nueva York, la isla de Dauphin o una lengua de tierra en el Golfo de México, son algunos de los escenarios reales de los que parte la exposición 'Construir, habitar, existimar' del artista multidisciplinar Dionisio González (Gijón, 1965), que ayer se inauguró en el Museo de Bellas Artes de Asturias y que podrá visitarse hasta el próximo 11 de febrero. La muestra reúne trabajos de cinco series de fotografías en color y blanco y negro, acompañadas de dibujos, maquetas, hologramas, proyecciones audiovisuales y una videoinstalación, todas inéditas en Asturias y dos de ellas exhibidas en una sala por primera vez.

Las propuestas que González expone en el edificio de la ampliación del museo exploran los límites entre invención y realidad a través de la óptica de diferentes lenguajes: fotografía, videoimagen, diseño o arquitectura, para invitar a reflexionar sobre el lugar integrado o desintegrado del ser humano en el universo contemporáneo. El concepto de heterotopía formulado por Foucault está en la base de su proyecto.

En la serie 'Dauphin Island' (2011) se proyectan diversas posibles edificaciones basadas en técnicas arquitectónicas como la de los palafitos de origen neolítico para un territorio que, por su situación geográfica, está expuesto a la acción devastadora de huracanes y tornados. El lema de los habitantes de la zona, «levantarse ante la adversidad», le sirve al artista gijonés para formular su propuesta en la que aparecen, según sus propias palabras, «fórmulas de sujeción (de los edificios) que bien podrían entenderse como una línea Maginot».

Sobre superficies igualmente inestables por su naturaleza «anfibia», la del lago artificial del centro de Manhattan o la de los terrenos ganados al mar de Amsterdam, se articulan las series 'Thinking Amsterdam' y 'Thinking Central Park/ Dialectical Lanscape', ambas de 2017. En la primera, un audiovisual presenta un conjunto de edificios construidos en la ciudad neerlandesa en las última décadas «que anticipan diferentes modos de habitar». Y en la serie neoyorquina recrea cuatro proyectos constructivos a partir de miradas tan sugerentes como las del propio creador de Central Park, el paisajista Frederick Law Olmsted, la del filósofo Walter Benjamin, el escritor J. D. Salinger o la estrella del pop Lady Gaga.

La serie que da título a la exposición 'Construir, habitar, existimar' (2015) ofrece al visitante un juego próximo al de los falsos documentales mediante dos proyectos de arquitectura apócrifa: la Casa Celan, supuestamente construida por Marcel Breuer para el poeta Paul Celan, y la Casa Madeleine, imaginariamente realizada por Erich Mendelsohn.

Por último, 'Politopofonías' (2015) revela una videoinstalación en la que se recoge a través de procesamientos algorítmicos grafías, volumetrías y politopos obtenidos de la voz del arquitecto Le Corbusier y de las piezas musicales 'Metastaseis', de Iannis Xenakis, y el 'Poeme Electronique' de Edgar Varese, ambos colaboradores del creador del Movimiento Moderno.

Fotos

Vídeos