Una ascensión y caída vertiginosas

Miguel Díaz, con el libro entre las manos.
Miguel Díaz, con el libro entre las manos. / DAMIÁN ARIENZA

Miguel Díaz firma la primera biofilmografía del cineasta Michael Cimino en España

LAURA SAIZ GIJÓN.

Miguel Díaz González (Langreo, 1983) está de gira presentando el nuevo libro que él mismo edita, una biofilmografía del cineasta Michael Cimino. Cuando comenzó este proyecto le parecía inexplicable que, en España, jamás se hubiese escrito nada acerca de uno de los directores estadounidenses más controvertidos. «Nos dimos cuenta de que las editoriales rechazaban este formato de libros sistemáticamente y de que, sin embargo, había un sector de lectores muy interesados en ellos» afirma el autor.

Así que, junto con su segundo de abordo, Iván Suárez, el langreano decidió apostar por este proyecto literario que busca diferenciarse de todas las monografías existentes. «Nosotros también incluimos directores que ya tienen cientos de publicaciones sobre ellos, pero no de este tipo». Miguel entiende que solo se puede conseguir un buen libro cuando «la pluma, la maquetación y la temática están en armonía».

Empezar la colección con la historia de Michael Cimino no fue casualidad: «Tuvo una ascensión y una caída vertiginosas en el mundo del cine». Y, con su corta filmografía de tan solo siete películas, creían ingenuamente que sería el más fácil de abordar. Sin embargo, fue todo un reto, ya que, cuando buscaban datos sobre su vida, el propio Cimino se contradecía en sus declaraciones: «Tan pronto decía que nació en Texas como en Nueva York». Cuando intentaron contactar con él, para poder completar las entrevistas que Sofía Carlota -ex responsable del cine en Cuatro- había recopilado durante años, Michael Cimino falleció. Este hecho, admite el autor, no solo le dio más repercusión a la monografía, también propició que anunciaran su salida antes de lo previsto para evitar que otros tomasen ventaja de la situación. Por suerte la vida profesional de Cimino fue más fácil de investigar.

La película 'El botín de 500 mil dólares' fue su salto a la fama auspiciado por Clint Eastwood. El desastre se avecinaba cuando rodó 'El cazador', una de las películas más importantes de la historia sobre Vietnam. Cimino llevaba meses con aires de superioridad y exigencias, «la actitud era de yo soy el rey», lo que le llevaba a cosechar muchos odios. Su manera de trabajar era muy costosa, abusaba de las tomas repetitivas y eso forzó a recortar la película de una manera que desvirtuó la obra entera. Cuando se estrenó, no hubo miramientos hacia el director y «la crítica le despellejó vivo».

«Fue la primera vez en la historia que una película hundía el estudio que la producía. Fue un punto de inflexión en la forma de hacer cine», afirma el experto.

Podemos reconocer las películas del estadounidense por su focalización en los orígenes de América, por ejemplo sobre qué está fundada la actitud americana. Pero, si se analiza bien su filmografía, explica Miguel Díaz, «realmente siempre acababa tratando el tema de la condición humana». Y, para él, un largometraje imprescindible de este director es 'La puerta del cielo'.

La monografía de Michael Cimino es la primera entrega, pero ya hay planificados otros cinco libros para esta colección. Clint Eastwood será el siguiente protagonista y William Friedkin tampoco podía faltar.

Temas

España

Fotos

Vídeos