Asturias protege los trajes tradicionales de Llanes

Una pareja, ataviada con los trajes de aldeana y porruano, bailan durente una celebración en Llanes. / NEL ACEBAL
Una pareja, ataviada con los trajes de aldeana y porruano, bailan durente una celebración en Llanes. / NEL ACEBAL

El Consejo de Gobierno declara definitivamente bienes de interés cultural las indumentarias de aldeana y porruano | El palacio de Sorribas, en Villaviciosa, once órganos de iglesia y doce campos con tejo junto a templos repartidos por la región reciben también la máxima protección

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Entre 6.000 y 9.000 euros podría costar un traje de aldeana, aunque hay algunos, centenarios, cuyo valor es incalculable. Como lo es la tradición de utilizarlo junto al de porruano que, tras una petición nacida en el concejo de Llanes, ha conseguido ser declarada Bien de Interés Cultural, la máxima protección patrimonial que puede otorgar el Principado. Encantados estaban ayer en la Asociación del Pericote y los tres bandos festivos de la villa, La Magdalena, San Roque y La Guía, que presentaron la iniciativa y encargaron el informe preceptivo. Tras poco más de año y medio de tramitación, el Consejo de Gobierno del Principado de Asturias aprobaba ayer la declaración de bienes de interés cultural inmaterial de «los trajes de aldeana y porruano llaniscos, portadores de un alto valor simbólico e identitario, desde la conservación de los conocimientos tradicionales que aportan las técnicas de su elaboración hasta el papel que tienen en diversos rituales ceremoniales». Para celebrarlo no se descarta unir a representantes de los tres bandos de Llanes en una fecha neutral -podría ser el mes de octubre-, en una celebración conjunta.

También declaró el Principado Bien de Interés Cultural el palacio de Sorribas en Cazanes, Villaviciosa, doce campos de iglesia repartidos por toda Asturias que cuentan con tejo asociado -en la categoría de sitio histórico- y once órganos musicales de una decena de templos asturianos, en la categoría de bien mueble, el más antiguo de ellos, el de San Isidoro, en Oviedo, datado en 1678.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos