Un científico «de talla internacional»

El presidente de la parroquia rural de Villamayor, Andrés Rojo, y el alcalde de Piloña, Iván Allende, junto a profesores y alumnos del colegio durante el acto de homenaje a Rodríguez Villanueva. /  CARBALLEIRA
El presidente de la parroquia rural de Villamayor, Andrés Rojo, y el alcalde de Piloña, Iván Allende, junto a profesores y alumnos del colegio durante el acto de homenaje a Rodríguez Villanueva. / CARBALLEIRA

Julio Rodríguez Villanueva fue enterrado en Salamanca. El colegio de Villamayor y las Cortes de Castilla y León guardaron un minuto de silencio

E. CARBALLEIRA SALAMANCA / VILLAMAYOR.

La iglesia de La Purísima, en Salamanca, acogió ayer el funeral del investigador y científico asturiano Julio Rodríguez Villanueva, profesor de profesores y estudioso de las áreas de Bioquímica y Microbiología. Familiares y amigos le rindieron allí su último homenaje, con representación de buena parte de la familia universitaria salmantina, donde fue rector entre 1975 y 1979, encabezada por el rector, Daniel Hernández Ruipérez. Sus restos fueron después trasladados al cementerio de Carlos Borromeo, donde fue enterrado.

En su recuerdo, las Cortes de Castilla y León guardó ayer un minuto de silencio. Pero también tuvo su homenaje en Asturias. El colegio de Villamayor, que cuenta con medio centenar de alumnos, se convirtió ayer en el lugar elegido para un modesto acto en recuerdo del investigador fallecido el martes en Salamanca a la edad de 89 años. El colegio de su localidad natal, inaugurado en el año 1985, recibió el nombre de este insigne científico durante el curso 1994-1995.

Ayer, al filo del mediodía, el Ayuntamiento de Piloña, la parroquia rural, que preside Andrés Rojo, y el centro escolar decidieron que los representantes vecinales y los alumnos y profesores, tomasen parte en este acto sencillo, consistente en un minuto de silencio y en la lectura de un manifiesto en recuerdo del profesor.

La noticia del fallecimiento de Rodríguez Villanueva ha sido muy lamentada en el concejo. El alcalde, Iván Allende, fue alumno del centro y recuerda aquella jornada de 1994 cuando una placa recogió el nuevo nombre del centro. «Son recuerdos lejanos, porque yo tenía sólo 6 años», comentó ayer, recordando «la talla del científico, tanto a nivel nacional como internacional, con puestos muy destacados en el ámbito educativo como el de rector en la Universidad de Salamanca, pero también con su papel como jurado de los premios Príncipe de Asturias».

Desde el centro escolar también tienen previsto recordar durante varias jornadas la figura de Villanueva para que los alumnos tengan completo conocimiento sobre su trayectoria.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos