El Comercio

'Remine' en el corazón minero

El público asistente a la proyección de ayer en Mieres de la película documental sobre el conflicto minero firmada por Merino.
El público asistente a la proyección de ayer en Mieres de la película documental sobre el conflicto minero firmada por Merino. / J. M. PARDO
  • El documental de Marcos M. Merino llega a Mieres con sus protagonistas entre el público

El documental 'Remine' llegó a casa. Ayer Mieres acogió la proyección del documental del periodista Marcos M. Merino, muy cerca de donde se desarrolla gran parte del mismo. Y allí estaban buena parte de sus protagonistas: mineros, las mujeres del carbón, sindicalistas, políticos, representantes de movimientos vecinales... En total, 240 invitados, entre los que no faltó Victor Manuel, que está en Asturias para presentar su nuevo disco y como jurado del Premio Serondaya de las Artes. De hecho, acudió al estreno acompañado del presidente de la asociación, el escritor y colaborador de EL COMERCIO Fulgencio Argüelles, junto al director del diario, Íñigo Noriega, miembro igualmente del jurado, que hoy hará público su veredicto. También acudieron a la cita, entre otros, el productor Juan Gona y el exdiputado Antonio Masip.

Durante 102 minutos todos vieron en la pantalla hechos en los que la mayoría participaron hace algo más de dos años, en lo que la cinta describe como «el último movimiento obrero». Los protagonistas en la sala fueron, claro, los mineros. «Me da vergüenza verme en una pantalla tan grande y que me reconozcan», confesaba alguno. Chus González, uno de los subcontratados que participó en la huelga en el verano de 2012, explicaba sus sensaciones: «Es fastidiado, porque te das cuenta de todo lo que luchamos y para nada, pasamos muchas penurias para seguir igual o peor».

Protagonistas y familiares salían emocionados de ver el resultado final. «Marcos (M. Merino) se convirtió en uno más de nosotros, y por eso están tan bien reflejadas nuestras emociones», comentaba María del Carmen Delgado, una de las mujeres que tomó parte de las protestas. «Sabe lo que sufrimos porque estuvo a nuestro lado y vimos como se emocionaba detrás de la cámara,por eso cuenta fielmente lo que pasó, de eso no hay duda», confirmaba José Alfredo Fraga, minero del pozo Santiago que realizó la marcha a Madrid.

El éxito está acompañando a este documental allí donde se exhibe. La pasada semana recogía premio en el festival de Sevilla, el último que suma a un largo palmarés. Además, está preseleccionado para seis premios Goya, entre ellos el de mejor documental, y hoy mismo llegará a las salas comerciales, lo que para una cinta documental es casi el mayor de los logros. La familia minera tiene claro por qué: «Supo reflejar el corazón de las comarcas y ya es una parte importante de nuestra historia, quizás la última», concluía anoche el minero Berto Flórez.