«Es un buen momento para la comedia»

vídeo

Alfonso Albacete, con las actrices María Esteve, a la izquierda, y Ana Fernández, a la derecha, a su llegada. / ALEX PIÑA

  • Alfonso Albacete inaugura con 'Solo química' el III Festival de Cine y Arquitectura de Asturias

  • La película, que llegará a los cines el día 24, es «una historia de amor y lujo, optimista y con guiños al cine clásico como 'Sabrina' o 'Cantando bajo la lluvia'»

Se presentó en el Festival de Málaga y en el Festival de Málaga se inspiró. Hace unos años, Alfonso Albacete (Murcia, 1963) se encontraba en el certamen con Mario Casas cuando vivió in situ el fenómeno fan. Chicas gritando, persiguiendo el coche en el que viajaban... Fue entonces cuando pensó: «¿Y si una de estas chicas tuviera una historia de amor con su ídolo?». Aquella idea y conocer a la actriz Ana Fernández dieron pie al guión de la película 'Solo química', que inauguró ayer, en Oviedo, el III Festival de Cine y Arquitectura (Ficarq). Con un elenco repleto de actores muy conocidos encabezado por Ana Fernández, Alejo Sauras y Rodrigo Guirao, la cinta es, para su director, «una comedia de amor y lujo, optimista, con guiños al cine clásico».

Dice usted que también es un homenaje a las fans.

Sí, lo hemos abordado con mucho respeto. De hecho, Ana ha estado conviviendo con ellas, estudiándolas.

Cuenta la historia de Oli, una joven que se enamora de la estrella del cine y la televisión, Eric Soto. Así es. Conoce a su ídolo, empieza a pisar las alfombras rojas, ir a fiestas privadas... Me parecía interesante, aunque la película también aborda qué pasa cuando el trabajo de los actores empieza a menguar, cuando la vida te da la espalda.

No solo habla de atracción y de amor, sino de otros sentimientos.

Habla de la diversidad sexual, de las apariencias, de la imagen que damos y qué hay detrás de todo eso. Pero, por encima de todo es una comedia romántica muy optimista.

¿Sabe lo que es la feniletilamina?

(Risas). Sí, como la oxitocina, la hormona que nos hace sentir especiales y que se genera en nuestro cerebro. Por ejemplo, ¡viendo a Rodrigo Guirao! (más risas).

¿El amor es solo química?

Como dice Alejo Sauras en la película, el amor es solo algo químico que genera nuestro cerebro y nos hace confundir la realidad. Es un juego. Para mí, más que un sentimiento, es un sentido, el sentido que le damos a la vida. Y en mi caso, el sentido de mi vida es el cine.

El filme es cine hablando de cine.

Fíjese hasta qué punto que las chicas que hicieron de fans de Rodrigo eran admiradoras reales y, como tal, se trasladaron a Málaga a la presentación de la película para verlo. Es como un espejo que se va desdoblando y se refleja a sí mismo.

Incluye guiños a 'Sabrina', 'Cantando sobre la lluvia'...

Y a 'El Padrino', las películas de Tarantino... El público lo descubrirá en diálogos, músicas, imágenes...

Asegura que hacer comedia es muy difícil.

Hay que tomársela muy en serio. Requiere de muchos ensayos, controlar los tiempos, los gags... Y, por supuesto, hacen falta actores con vis cómica, con sentido del humor. 'Solo química' cumple con todo esto. Quiero seguir haciendo comedia.

¿El público busca este género?

Es un muy buen momento para la comedia, está funcionando muy bien. Ahí están 'Ocho apellidos vascos', 'Perdiendo el norte'..., pero no me he subido al carro. Llevo cinco años trabajando en este proyecto.

¿Cómo ve el sector?

Creo que hay muy buena predisposición para que el cine español mejore. El público se está reconciliando con él y la comedia tiene mucho que ver. No digo que no haya dramas, pero a la gente le gusta reconocerse. Tenemos sentido del humor y nos gusta reírnos de nosotros mismos.