El Comercio

Vigalondo sorprende en San Sebastián y Bardem rinde tributo a Bigas Luna

Sigourney Weaver derrochó amabilidad con sus admiradores.
Sigourney Weaver derrochó amabilidad con sus admiradores. / AFP
  • Sigourney Weaver reparte autógrafos y 'selfies' entre el público del festival de cine

Fantasía, humor, reflexión desde lo autobiográfico y un punto de locura es el cóctel explosivo que presentó en el Festival de Cine de San Sebastián Nacho Vigalondo con su última película, 'Colossal', una anticomedia romántica protagonizada por Anne Hathaway.

El cuarto largometraje del cineasta cántabro es también su película más cara hasta la fecha y la primera cien por cien internacional, con un reparto que completan Jason Sudeikis, Dan Stevens y Austin Stowell, quien acompañó a Vigalondo en la presentación en Donostia.

'Colossal' es una película arriesgada en sus premisas, de emponderamiento femenino, sobre una chica (Gloria) a la que le gustan demasiado el alcohol y las fiestas y que en plena crisis de la treintena deja la ciudad y a su novio para regresar a su pueblo de origen. Allí se reencuentra con un antiguo compañero de escuela, a la vez que descubre que tiene una misteriosa conexión con un monstruo gigantesco que está causando pánico al otro lado del mundo.

Y, si de monstruos hablamos, hay que remitirse a la inolvidable 'Alien', cuya protagonista, la actriz estadounidense Sigourney Weaver, repartió 'selfis' y autógrafos entre las decenas de admiradores que la esperaban en las puertas del Hotel María Cristina a su llegada a San Sebastián, donde hoy recogerá el segundo Premio Donostia de esta edición del festival.

Weaver es una de las actrices principales de la nueva película de Juan Antonio Bayona, 'Un monstruo viene a verme', que se presentará fuera de concurso en la sección oficial.

La actriz se sumó a otras celebridades que se pasearon ayer por el festival como Javier Bardem, Jordi Mollá y Aitana Sánchez Gijón, que participan con un documental sobre Bigas Luna: 'Bigas X Bigas', construido con extractos de más de 500 cintas grabadas por el propio director, que en vida realizó un «videodiario».

«Se echa de menos a Bigas», reconoció Bardem, coproductor del documental experimental y quien estuvo bajo las sus órdenes del director en películas como 'Jamón, jamón' o 'Huevos de oro'.