El Comercio

El Arango reabre para homenajear a Nùria Espert antes de que recoja su Premio Princesa

El Teatro Arango, que reabre para la ocasión.
El Teatro Arango, que reabre para la ocasión. / JORGE PETEIRO
  • El tributo se completa con 'Asesinas ejemplares' en Oviedo y se suma a una yincana romana por Mary Beard y un festival de música por Richard Ford

  • La Fundación, que ha tirado paredes para recuperar el teatro, pone en cartel un ‘Hamlet’ «muy especial»

Los premiados comenzarán a llegar el lunes 17 de octubre, pero las actividades de la Fundación Princesa de Asturias para celebrar sus logros se iniciarán varios días antes. La primera, además, reabre uno de los espacios más cargados de recuerdos de la ciudad de Gijón, el Teatro Arango, al que la institución que promueve los galardones ha limpiado su memoria más reciente como centro de belleza, tirando todas las paredes levantadas al margen de su estructura teatral. Y todo para rendir tributo a la gran Nùria Espert, Princesa de las Artes 2016. Por ella, el Arango resucitará su escenario durante dos días, el 13 y el 14, poniendo sobre las tablas una «experiencia única», en palabras de Teresa Sanjurjo, máxima responsable de la Fundación. Un 'Hamlet' «en versión reducida» que iniciará la inmersión por su drama mucho antes del patio de butacas, en un ambigú que se está creando para la cita.

En realidad, esta pieza de Shakespeare, «que será muy especial», según Sanjurjo, lleva por título 'Espectros (Hamlet)', haciendo un guiño a la actriz y directora de teatro y ópera. No solo por que juega con su apellido, sino porque recupera uno de sus personajes más queridos. No hay que olvidar que Espert fue la primera mujer que dio vida al trágico príncipe de Dinamarca shakesperiano.

Prevista para un aforo de 200 personas, que se convertirán en espectadores de excepción tras inscribirse en la web de la Fundación, a partir de este mismo lunes, la pieza contará con la dirección de Marga Llano y la participación de 16 profesionales del teatro asturiano. Y no será el único tributo a la actriz. De hecho, 'Espectros (Hamlet)' se incluye dentro de un ciclo, titulado 'Ser o no ser Espert', que abarca otras dos representaciones más, pero esta vez en Oviedo. Los días 14 y 15, en las viejas celdas del módulo de mujeres de la antigua cárcel reconvertida en Archivo Histórico, Etelvino Vázquez dirigirá 'Asesinas ejemplares'. Se trata de un recorrido por las escenas y los personajes femeninos más relevantes de entre aquellos a los que la Espert ha dado vida a lo largo de su carrera. Pasarán por ese escenario temporal, en el que trabajan otros nueve profesionales asturianos, 'Medea', 'Yerma', 'Doña Rosita la soltera', 'Bernarda Alba' y también 'Las Criadas', de Jean Genet. «Todas, mujeres protagonistas, que de alguna manera se ven abocadas a perpetrar un crimen».

Y, si para recordar a Nùria Espert, se han revitalizado viejos espacios con distintos significados, para rendir tributo al escritor Richard Ford, Premio Princesa de las Letras, se han rescatado unas antiguas cocheras en El Fontán. Allí, el día 16, discurrirá 'Canciones para gente (moderadamente) feliz'. Una cita en la que sonarán las impresiones de algunos de los músicos más reputados del panorama independiente y de la música rock. Con una banda base compuesta por Álvaro Bárcena (guitarra), Jacobo de Miguel (teclados), Javi Méndez (bajo) y Willón de Calle (batería), participarán diez agrupaciones, bajo la guía de Pablo Moro.

El programa de actos previos a la semana de los Premios se cierra el domingo, con una yincana. Tras el éxito de la que el año pasado llevó las calles de La Habana de Padura a las aceras de Gijón, esta vez, la recreación llevará a los participantes a la vieja Roma. Será en honor a la divulgadora e historiadora Mary Beard, Premio de Ciencias Sociales. «Quienes respondan a la invitación se convertirán en habitantes de un mundo clásico y tendrán que hacerse valer en pruebas de temáticas muy variadas», enfrentándose, por ejemplo, a la elaboración de «grafitis pompeyanos», a la interpretación a un mapa de caminos antiguos o a dar sentencia a un villano de la Antigua Roma, tras escuchar su defensa en el debate dialéctico de los 'Indefendibles'.