El Comercio

Compromiso audiovisual de futuro

Foto de familia de la nueva asociación que aglutina al audiovisual asturiano.
Foto de familia de la nueva asociación que aglutina al audiovisual asturiano. / PURIFICACIÓN CITOULA
  • Casi medio centenar de entidades independientes ven en Acicca la forma de unificar esfuerzos en busca «del bien común»

  • Nace una asociación que defiende los intereses de los profesionales del sector

Los profesionales del sector audiovisual asturiano han decidido sumar esfuerzos porque en ello ven la receta del éxito. De su voluntad nace Acicca, la Asociación Clúster de la Industria Creativa, Cultural y Audiovisual de Asturias, que presentaron ayer en la Sala de Pinturas de la Laboral, aprovechando el amparo de la iniciativa Asturias Creative Pole. Calificaron el acontecimiento como «hecho histórico» pues, a falta aún de constituirse oficialmente, cuenta con el aval de 45 empresas y profesionales independientes del sector audiovisual asturiano.

Junto al Clúster Audiovisual de Asturias, cuya labor se viene desarrollando desde el año 2011, se unificarán representantes de las dos asociaciones establecidas hasta el momento, AEPA y APTVA, para así, «comprometerse a una en situar Asturias entre las comunidades españolas más atractivas para la producción cinematográfica y televisiva».

«No buscamos las ventajas individuales ni sacar mejor rendimiento para forrarnos, sino el bien común, empezando desde el sector audiovisual y alcanzando por ende el grueso de la región», sintetizó Nacho Fernández, director de Cronistar.

Los objetivos que se han planteado a cortísimo plazo miran, precisamente, a unificar esfuerzos para que la industria creativa, audiovisual y creativa tenga una única interlocución. Saben que, para lograr todas sus metas, las de corto y largo plazo, necesitan la voluntad de las instituciones regionales. En palabras de la presidenta del Clúster asturiano y quien ejercerá también de presidenta de la nueva organización durante los próximos tres meses, Ana Asenjo: «No sirve con la voluntad de todas las personas que se han unido o apoyan el proyecto, necesitamos también el compromiso del Principado».

No son novatos, han estado nueve meses gestando el proyecto que ayer presentaron ante un numeroso público. Para lograr puntos favorables de entendimiento se dividieron en tres comisiones -formación, cine y producción y comercialización-, que han sido las encargadas de establecer qué necesitan, por qué y cómo pueden trabajar para lograrlo. Con la de formación, sacaron en claro que había que trabajar por «satisfacer las necesidades a la carta de los trabajadores de su sector, apostar por el reciclaje continuo y estar al tanto de las novedades». Por su parte, la de cine, de la que se encargó de hablar el director comercial en Proima Zebrastur, Geno Cuesta, abordó el potencial de Asturias en los rodajes. «Hace falta orquestar incentivos fiscales, potencial la Asturias Film Commission, crear un comité que evalúe los proyectos en busca de la rentabilidad y articular ayudas a la producción y distribución, para lo que Laboral Cineteca puede ser muy importante si se potencia con un presupuesto acorde», apuntó. Finalmente, la directora de EsceApache, Marga Llano, habló de la necesidad de potenciar la producción e impulsar la comercialización «trabajando tanto para Asturias como para el exterior».

Plan estratégico

El funcionamiento de la Asociación Clúster de la Industria Creativa, Cultural y Audiovisual de Asturias a partir de ahora lo tendrán que regular los propios socios, en función del reglamento interno en el que trabajarán a lo largo de tres meses.

Pero no quieren perder el tiempo en «formalismos», porque «no importa quién presida o sea el responsable». Su próxima tarea -además de constituirse y entrar a formar parte de la patronal- es presentar un plan estratégico para el sector audiovisual asturiano 2017-2020, que tienen previsto para mediados de este mes de octubre que empieza.

Su estreno ayer, por cierto, se amenizó con música. La que regaló a los presentes el cuarteto de saxofones Dajam Quartet del Conservatorio Profesional de Música y Danza de Gijón. Todo queda en casa.