El Comercio

El 'Inferno' de Dan Brown llena de glamour Florencia

vídeo

El equipo de 'Inferno' posa en la presentación de la película en Florencia. / Alberto Ferreras

  • La Opera di Firenze ha sido testigo mundial de la adaptación al cine de la novela del escritor estadounidense, cuyo reparto internacional dirige Ron Howard, y encabeza un incombustible y cautivador Tom Hanks

  • Mateo Renzi, exalcade de Florencia y actual primer ministro italiano, tampoco faltó a la cita

En una ciudad en la que el arte de varios siglos se concentra de manera profusa, y donde sus construcciones más emblemáticas perduran, Sony, compañía productora de 'Inferno', organizó una ceremonia de presentación de la película que no ha tenido precedente similar en la ciudad italiana, a la que ha desbordado por completo. La Opera di Firenze, un edificio inaugurado en diciembre de 2011 con un concierto del director Zubih Mehta, fue el lugar perfecto para desplegar una alfombra roja por la que desfilaron la mayor parte de 'celebrities' italianas y el reparto principal del filme, en una noche que amenazaba lluvia, pero que finalmente respetó a los allí congregados.

Sin embargo, y pese a la cantidad de personas que llenaron el inmenso edificio, el protagonismo del estreno se lo llevó Tom Hanks y en algunos momentos también su mujer, Rita Wilson, que le acompañó a la premiere. A un actor que ha ganado dos Oscar de manera consecutiva y cuatro Globos de Oro, pocas cosas le pueden sorprender en una gala de presentación al más puro estilo hollywoodense, por lo que él mismo decide invertir los papeles, para convertirse en quien sorprende a la prensa. Y eso es precisamente lo que hizo el protagonista de la última entrega de la saga escrita por Dan Brown.

Ya el jueves, durante la multitudinaria rueda de prensa que tuvo lugar en el impresionante Salón de los Quinientos del Palazzo Vecchio, actual sede del ayuntamiento de la ciudad, y uno de los lugares donde se grabaron algunas de las escenas principales de la película, Hanks hizo gala de su improvisación en este tipo de actos, amenizando la mañana a los asistentes y a sus propios compañeros de reparto. En los dos posados para la prensa, Hanks derrochó simpatía y saber estar, mezclando ironía con buen humor, circunstancia esta última a la que se unió el actor Omar Sy, con quien llegó a hacer un dueto cómico que desató las risas de actores, periodistas, miembros de la organización e incluso del servicio de seguridad contratado para el evento.

En 'Inferno', la nueva entrega de la serie basada en las novelas de Dan Brown que comenzó con 'El código Da Vinci', y siguió con 'Ángeles y Demonios', fue rodada en Florencia, Venecia, Budapest y Estambul, y vuelve a tener como director a Ron Howard, alter ego de Tom Hanks en estos últimos años, con quien comparte carrera cinematográfica desde 'Un, dos, tres... splash' (1984), su primera colaboración. Howard y Hanks no se separan tampoco en las promociones, a cuyos actos y encuentros con la prensa acuden siempre juntos. La película, adaptada al cine por David Koepp ('Men in Black', 'Misión Imposible'), vuelve a tener la banda sonora a cargo del oscarizado y múltipremiado Hans Zimmer ('El Rey León', 'Pearl Harbor').

Sin tregua

En este recién estrenado 'Inferno', el director estadounidense dirige un reparto internacional que secunda y complementa perfectamente al personaje principal en la ficción, el profesor Robert Langdon. La réplica femenina viene dada por la joven actriz británica Felicity Jones ('La teoría del todo', 'Un monstruo viene a verme'), a quien acompañan el actor indú Irrfan Khan ('Slumdog Millionaire', 'La vida de Pi'), el francés Omar Sy ('Intocable', 'X-Men: días del futuro pasado'), la danesa Sidse Babett Knudsen ('Borgen', 'Esperando al rey'), y la actriz rumana Ana Ularu ('Outbound', 'Camera Trap').

Pese a que no estuvo en la promoción previa, si asistió al estreno el actor estadounidense Ben Foster ('X-Men: la decisión final', 'El tren de las 3:10'), cuyo personaje de Bertrand Zobrist es quien realmente da forma al argumento de la película. Su papel como bioingeniero pone sobre la mesa las terribles consecuencias de la sobrepoblación, creando un virus que propagará por el bien de la Tierra. Ese fue el argumento que Dan Brown tomó prestado de la idea que Dante tenía de la justicia poética: para castigar a la humanidad por poblar el mundo más allá de la capacidad del planeta, un villano propagará una enfermedad mortal que acabará con miles de millones de personas. Todo ello, si Robert Langdon no lo impide…

Dos horas de metraje que no dan tregua al espectador, en las que los primeros veinte minutos son una muestra del mejor thriller de ambiente asfixiante. No se trata de una película que sea continuación de las otras dos anteriores de la saga, por lo que puede ser vista por un espectador que no conozca la historia de 'El código Da Vinci' y 'Ángeles y Demonios'. La historia, bien armada y compacta, mezcla de nuevo enigmas, arte, misterio, belleza, drama y la amenaza de una pandemia que desbanca a las armas convencionales para terminar con la mayor parte de la población.

¿Ficción o realidad? De momento, y afortunadamente, la respuesta es una más que entretenida y bien resuelta película de pura acción de principio a fin.