El Comercio

El FICX toma el pulso a la nueva animación

  • AnimaFicx se exhibirá sin los cortometrajes anteriores a cada proyección, que se caen del cartel como la Noche del Corto Español y la del Corto de Animación

  • En el cartel, lo últimos títulos de Bill Plympton, Sébastian Laudenbach o del tándem Dudok de Wit-Ghibli

Los nuevos caminos, las nuevas poéticas, la ficción y también la realidad. Los temas más universales y los concretos. Todo está en AnimaFicx, el ciclo que el Festival Internacional de Cine de Gijón, el FICX, dedica a tomar el pulso a la nueva y más singular animación cinematográfica. El ciclo que demuestra, como dice el programador del certamen Jorge Iván Argiz, que «en este lenguaje, que no género, ahora mismo, con las tecnologías en la mano, no hay más límites que los que marquen el talento y la imaginación». Y así, con esa máxima sobre la mesa, se ha creado un ciclo de siete títulos que suma veteranos directores con otros que emergen y cuyos trabajos, por primera vez en años, no verán la luz tras una serie de cortometrajes, descolgados del programa por falta de presupuesto. Se suma esa pérdida a la de la Noche del Corto de Animación, la Noche del Corto Español y el ciclo DocuFicx.

Pérdidas notables, que acabarán sumando unidas el 40% del festival, como anunció días atrás su director, Nacho Carballo, que, sin embargo, apuesta por la notabilísima calidad de todo lo que se mantiene. AnimaFicx es una demostración, con su «meticulosa selección que sintetiza los distintos caminos explorados». Desde la más reciente producción del estudio Ghibli a lo último de un gurú indie como Bill Plympton, al que Gijón dedicó una retrospectiva en la 52 edición.

En la 54, que abre sus puertas el día 19 de noviembre, esta singular sección competitiva (con un premio de 10.000 euros), «la más importante de Europa de un certamen generalista», en palabras de Carballo, se mantiene «el espíritu híbrido de su origen, pero redundando en las nuevas posibilidades técnicas y narrativas de un formato que en cada edición atrae a más público a Gijón».

Entre las siete seleccionadas hay de todo, asegura Argiz, «títulos de línea vanguardista, universos gráficos de trazo crudo o delicado, inequívocos homenajes estéticos, 2D, rotoscopia y hasta historias que salieron de la imaginación de escritores del XVIII o de la crónica más negra del XX, relatos que indagan en inquietudes vitales como la muerte o la lucha por la propia identidad cultural».

Más animación en el FICX

Por si la temática heterogénea y diversa no fuera suficientemente para, AnimaFicx, dicen sus responsables, nos descubrirá «las rutas más nuevas que se están abriendo en el mundo de la animación». Un lenguaje, por cierto, que no solo se circunscribe a este ciclo competitivo, que contará con la realizadora rumana Anca Damian, la directora española Isabel Herguera y el ilustrador y director japonés Fumio Obata como jurado. Otras secciones, como Enfants Terribles (con títulos como 'Savva', 'Blinky Bill', 'The Movie' y 'Molly Monster'), Géneros Mutantes ('Seoul Station') y Gran Angular ('Ma vie de Courgette') también se rinden a lo que antes se denominaban dibujos animados.

AnimaFicx abre boca con 'Revengeance', de Bill Plympton, que hace tándem esta vez con Jim Lujan. 'La Tortue Rouge', de Michaël Dudok de Wit, título de la factoría Ghibli, primero de un director no japonés que, dicen, ha construido «un clásico». 'The Girl Without Hands', de Sébastian Laudenbach, basado en uno de los cuentos menos conocidos de los hermanos Grimm; 'Tower, de Keith Maitland', documental animado sobre la matanza de Texas de 1966; 'Window Horses', de Ann Marie Fleming'; 'In This Corner of The World', de Sunao Katabuchi', sobre Hiroshima en los años 40, y 'Manang Biring', de Carl Joseph Papa, completan la selección.