El Comercio
Gutiérrez Acha, en el preestreno de 'Cantábrico' en Gijón.
Gutiérrez Acha, en el preestreno de 'Cantábrico' en Gijón. / J. PAÑEDA

«Existe todo un territorio salvaje muy cerca de casa»

  • El cineasta Gutiérrez Acha presentó ayer en Gijón su documental 'Cantábrico', recibido con aplausos por el público

El Teatro de la Laboral fue escenario ayer del preestreno en Asturias del documental 'Cantábrico. Los dominios del oso pardo', de Joaquín Gutiérrez Acha, producida por José María Morales -presente también ayer en Gijón- y cuyo estreno en las salas de cine será el próximo 31 de marzo. Tal y como había sucedido en su 'premiere' en San Sebastián, hace un par de semanas, la respuesta del público fue masiva y las localidades estaban agotadas. Más de mil personas.

Momentos antes del pase, su director se mostraba encantado con la acogida a la película y aseguraba que esperaba que ocurriera igual cuando la cinta llegase a las salas comerciales: «En San Sebastián ha sido espectacular, después de agotarse las entradas, la gente seguía haciendo cola bajo la lluvia en espera de un nuevo pase, aquí también se llenó la Laboral y aunque hay las mejores expectativas para los cines, quien no se la quiera perder debería aprovechar ese fin de semana para verla, porque tal vez no haya ocasión de que esté en cartel muchos más días», advierte. Para Gutiérrez Acha la proyección de 'Cantábrico' en Asturias tiene un significado especial, ya que aquí vivió y realizó sus primeros estudios. El marco en el que se desarrolla este documental es, por tanto, muy cercano a las vivencias del cineasta y naturalista.

Una de las ideas que le gustaría transmitir es precisamente la de la proximidad de un universo único al mundo en el que vivimos: «Basta pensar que a un paso de Oviedo o de Gijón podríamos avistar un oso. Eso es lo que hemos querido contar, que existe todo un territorio salvaje muy cerca de casa». Difundir la necesidad de preservar ese entorno es uno de los objetivos del filme. «La primera piedra para la conservación es enseñar lo que tenemos, a partir de ahí podremos conservarlo... Nos da igual conservar Marte porque no lo conocemos, pero sí conocemos lo que tenemos al lado de nuestra casa, que en esos valles y bosques hay animales salvajes haciendo su vida. Es algo que está ocurriendo ahora mismo, dentro de unos años no sabemos qué pasará», afirma. 'Cántabrico' es el resultado de un largo trabajo de planificación y localización que se materializó en el rodaje durante 26 meses en diversos espacios de Cantabria, Castilla-León y Galicia, además de Asturias, cuyo viceconsejero de Cultura, Vicente Domínguez, también acudió al preestreno, que fue enmarcado en el programa de Laboral Cineteca.

El equipo dirigido por Joaquín Gutiérrez Acha se encontró con más de una sorpresa inesperada: «Captamos a una mariposa hormiguera, considerada parásita de las hormigas, practicando la simbiosis con una gota de melaza; a una osa amamantando a sus crías o a media docena de machos en un cantadero de urogallos, algo difícil de volver a ver». Los protagonistas más esquivos del documental han sido los lobos: «Perciben la presión del hombre y siempre están alerta...a tiro de cámara veíamos como observaban de reojo, con las orejas alzadas».

Ayer el público de la Laboral disfrutó de este espectacular documental sobre la vida salvaje en la Cordillera Cantábrica y reconoció con una amplia ovación el trabajo realizado por Gutiérrez Acha y su equipo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate