El Comercio

Luis Trapiello inicia este mes el rodaje en las cuencas de la película 'Enterrados'

En las ahora turísticas galerías del pozo Sotón se filmará parte de la película.
En las ahora turísticas galerías del pozo Sotón se filmará parte de la película. / J. C. ROMÁN
  • Samuño y Sotón serán los escenarios principales de una cinta que mete bajo tierra a cuatro personajes, encabezados por el actor argentino Joaquín Furriel

El título es 'Enterrados'. Y es elocuente. Habla de cuatro mineros que se quedan encerrados a 600 metros de profundidad en un pozo asturiano. Pero no solo de eso. El guion con el que desde hace más de cuatro años trabaja el realizador mierense Luis Trapiello se adentra también en otros territorios, en las vidas previas de los protagonistas antes del accidente y en todo lo que les rodea. Es una historia de supervivencia, pero es mucho más que eso. Tiene un punto onírico, un toque fantástico y giro de guion llamado a sorprender.

Después de muchos años de trabajo, está todo listo para que el rodaje de esta coproducción hispanoargentina se inicie el próximo de 28 abril. Tendrá como escenarios fundamentales para documentar el encierro de los protagonistas el ecomuseo de Samuño y el pozo Sotón. Habrá también diferentes exteriores por las dos cuencas mineras y algunas escenas se desplazarán a otros territorios, como los de Nava o Llanes.

El plan de rodaje se prolongará durante cuatro semanas y media con el ánimo de que, si fuera posible, pudiera ver la luz en el otoño. Pero aún queda mucho para eso. Para empezar, que vayan llegando los actores principales. Son cuatro los encerrados y tres tienen su contrato firmado. Se trata del actor argentino Joaquín Furriel, conocidísimo en su país y últimamente también en España, donde ha participado en películas como 'Cien años de perdón' o 'El faro de las orcas'. Da vida a un técnico de oficina hijo de descendientes de asturianos emigrados a Argentina que entra en la mina y se queda atrapado. Le acompañan dos actores asturianos reconocídisimos: José Lobato y Manuel Pizarro. La cuarta en discordia será una mujer, una actriz con más de un Goya en las estanterías de su casa. Junto a ellos, otra cara conocida, la de la actriz y modelo gijonesa Blanca Romero, que mudará en la piel de la exmujer del protagonista. «Hay una quiebra y quedan atrapados, es una historia de supervivencia a primera vista, pero al final se revela algo diferente», apunta Trapiello, sin querer dar más pistas. Dice que su película no es en puridad cine fantástico, pero señala que perfectamente podría participar en el Festival de Sitges. «Tiene un punto realista y a la vez un punto onírico», avanza.

Con un presupuesto muy modesto, a lo largo del mes de mayo se rodarán los planos y las secuencias que habrán de conformar el que será el primer largometraje del autor de 'La mujer del hatillo gris', un corto de 2011 que contó con la participación de Álex Angulo, María Botto, Celso Bugallo y Pablo Rivero.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate