La Berlinale premia con su Oso de Oro a una película rumana y Paraguay hace historia

G. C. BERLÍN.

La película 'Touch me not', dirigida por la rumana Adina Pintilie, ganó ayer el Oso de Oro de la Berlinale, un premio que está destinado a sembrar polémica, ya que su estreno desató deserciones del público ante las largas escenas de sexo y sadomasoquismo o los monólogos de seres incapacitados para el tacto humano, pese a no faltarles nada, o impedidos que viven en plenitud su sexualidad.

'Las herederas', dirigida por el debutante Marcelo Martinessi y el primer filme de Paraguay a competición en una Berlinale, ganó el premio Alfred Bauer, en memoria del fundador del festival, y una merecidísima plata para su protagonista femenina, Ana Brun, quien dedicó el premio a las mujeres de su país.

Además, 'Museo', del mexicano Alonso Ruizpalacios, con Gael García Bernal, se llevó el premio al mejor guión. El Gran Premio del Jurado fue para 'Twarz' (Mug), de la polaca Malgorzata Szumowska, y solo hubo un Oso para un consagrado, el de Wes Anderson por su dirección del filme de animación 'Isle of Dogs'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos