Los cinco cortos más emotivos de Pixar que deberías haber visto

Pixar sabe como llegar al corazón de los espectadores, sea con el tierno romance de Paperman o la sonrisa adorable de los paraguas de Azulado

EL COMERCIO
EL COMERCIOGijón
El pequeño andarríos Piper

Piper es un tierno andarríos (sandpiper en inglés) que tendrá que buscarse la vida en un entorno que le resulta hostil.

Este corto de Pixar, sin diálogos, desarrolla en apenas seis minutos un relato conciso, amable y bello. La historia de este polluelo que necesita superar sus miedos en un mundo en el que todo le viene grande lo tiene todo para cautivar a pequeños y mayores.

La música y los deseos One Man Band

Dos músicos callejeros demuestran lo que se puede conseguir con talento. Un espectáculo musical con una protagonista llena de carisma. Intenta contener la lágrima al final.

Amor en blanco y negro Paperman

En 2006, Disney adquirió Pixar y renombró su división de animación como Walt Disney Animation Studios. De esa unión nació una compañía que creó verdaderas joyas. La más sublime es Paperman, estrenada en 2012. Un cuento en blanco y negro sobre el que lo mejor es no escribir nada, solo darle a 'play'.

La vida de un paraguas Azulado (The blue umbrella)

En 2013 Disney lanzó Azulado (The Blue Umbrella) en la que cambió su estilo por completo. Con una estética noventera, cuenta una tierna historia de seres inanimados pero llenos de sentimientos. Adorable es el mejor adjetivo para describir a estos dos paraguas.

El origen de todo Tin Toy

Tin Toy fue el primer corto realizado a través de ordenador que ganó el Oscar. Fue en la edición de 1989. Un éxito que abrió la puerta a la unión de Pixar y Disney.

Cuenta la historia de un juguete que se verá cara a cara con un 'tiránico' bebé, y de cuya relación ambos aprenderan el valor de la imaginación.

Fotos

Vídeos