Para enamorarse del cine

GABRIEL MENÉNDEZ PASANDO POR TAQUILLA

Retratar el mundo de la adolescencia no es fácil, pero hacerlo desde el cariño, el buen gusto y con mucho talento, es realmente difícil. Bruce McDonald ha conseguido con 'Weirdos' (2016), film canadiense participante en la Sección Enfans Terribles, patrocinada por EL COMERCIO, todo eso y algo más, ha logrado construir una película en la que toda clase de público puede sacar aspectos positivos de la misma.

La acción transcurre en Canadá en el verano de 1976, Kit es un adolescente de 15 años que vive con su padre y su abuela, pero que ansía volver al lado de su madre, la cual vive en otra ciudad. Por ello, un día se va de su pequeño pueblo y, junto a su novia Alice, coge la carretera en dirección a la ciudad donde reside su madre. Les acompañará en el viaje,un remedo de Andy Warhol que, cual Pepito Grillo, se le aparecerá a Kit intentando aconsejarle en su tortuoso camino personal.

El film, es una pequeña delicia en todos sus aspectos, la dirección es excelente, con una puesta en escena maravillosa que alterna todo tipo de planos sin recurrir a excesos de virtuosismo, ya que consigue que la acción fluya de forma totalmente natural. Esto es algo a lo que contribuyen de forma notable, los dos jóvenes intérpretes protagonistas, los cuales insuflan una frescura a su trabajo, fundamental a la hora de conectar con la propuesta de McDonald. Por otro lado, la fotografía en blanco y negro es dulce y melancólica, transportando al espectador a tiempos pretéritos, no se si mejores, pero sí más auténticos.

'Weirdos' refleja la vida, la libertad de la juventud, el amor (de todos los tipos) y lo cuenta de una manera maravillosamente cinematográfica, apoyada por una maravillosa banda sonora de los años 70. Sin duda, una gran elección para la sección más vista por los adolescentes en este festival y que, sin duda, hará que alguno de ellos se enamore de este arte llamado cine.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos