El FICX crea un premio para el cine español

Alejandro Díaz Castaño. / E. C.
Alejandro Díaz Castaño. / E. C.

El Festival de Cine de Gijón dedicará una sección a los clásicos en colaboración con Cineteca | Busca fomentar la llegada de estrenos nacionales e internacionales ampliando a todos ellos el Gran Premio del Público

M. F. ANTUÑA GIJÓN.

El nuevo FICX capitaneado por Alejandro Díaz Castaño empieza a andar con buen ritmo rumbo al otoño y lo hace con novedades. Ya había manifestado el nuevo director su intención de ampliar la presencia del cine español y abrir puertas al clásico. Y así será en la edición número 55, que se celebrará del 17 al 25 de noviembre. El Festival Internacional de Cine de Gijón anunció ayer la nueva convocatoria con cambios en el palmarés: incorpora el Gran Premio del Público al Mejor Largometraje y el Premio a la Mejor Película Española, galardones transversales a los que optarán las cintas que hayan sido seleccionadas en calidad de premiere nacional dentro de la Sección Oficial, la competición Rellumes, Llendes, AnimaFICX y Esbilla. «Creo que es importante que los festivales apoyemos el nuevo cine español independiente y de autor, nos parecía que era algo que se debía potenciar, como también el asturiano, que estará en todas las secciones competitivas», apunta Alejandro Díaz Castaño, para quien es también crucial conseguir estrenos tanto nacionales como internacionales. «Los grandes festivales están peleando por ellos, es importante que películas de referencia se estrenen en Gijón», añadió.

Se inaugurará este 2017 una nueva sección. Su nombre ya apunta a las claras por dónde van las cosas: Cineteca FICX. De manera conjunta con la Laboral Cineteca que auspicia la Consejería de Cultura, prevé programar una selección de clásicos modernos, joyas del cine no reciente y documentales sobre el medio cinematográfico, acompañadas de presentaciones y encuentros con invitados especiales. Díaz Castaño ya mostró tras su nombramiento su interés por hacer que el público más joven pueda admirar en pantalla grande esas grandes obras maestras que hoy en día se siguen viendo, pero muy pocas veces en salas de cine. Habrá pases en Laboral y otros escenarios y se contará no solo con grandes títulos, sino también con invitados que los expliquen.

El FICX vuelve al pasado para reivindicar lo asturiano y recupera uno de sus clásicos nombres de la era Cienfuegos, Esbilla, que en los años anteriores se denominaba Gran Angular. En ella se recopila lo mejor de lo visto por los diferentes certámenes cinematográficos europeos.

Se mantiene el Día D'Asturies, cuyas fechas de inscripción serán anunciadas en breve, pero que también introduce cambios. «La sección incluirá el premio Cineteca Cortos, otorgado por Cineteca Laboral, y consistente en la distribución del cortometraje galardonado en los festivales y eventos audiovisuales más destacados, tanto de la escena nacional como internacional», apuntan desde el FICX.

Se renueva y revitaliza la apuesta por la competición internacional de Rellumes, esos destellos de creatividad mayúscula que abren la puerta a nuevas voces, miradas y a planteamientos cinematográficos audaces con los que sorprender. Rellumes prestará a partir de ahora atención a las obras de no ficción, «siempre con la mirada fija en la innovación y en la apertura de nuevas vías comunicativas como sello definitorio, así como a primeras y segundas obras de cineastas prometedores».

Lo que aún es una incógnita es si se podrá contar con los Cines Centro para las proyecciones. «De momento todavía estamos a la espera de ver qué pasa finalmente antes de anunciar una posible alternativa», dice Díaz Castaño, que prefiere esperar a que se agote la vía de mantener la sede en el centro de la ciudad antes de anunciar un plan B. Podría haber novedades sobre la situación de los salas en el mes de agosto.

La Sección Oficial mantendrá su línea de apostar por grandes nombres del cine independiente y otros no tan conocidos. «Buscamos un equilibrio entre esas dos vertientes», subraya Díaz Castaño.

Fotos

Vídeos