El FICX encuentra acomodo en los Yelmo

Las taquillas de los Cines Yelmo, que este año cederán cuatro salas para el FICX. / DAMIÁN ARIENZA
Las taquillas de los Cines Yelmo, que este año cederán cuatro salas para el FICX. / DAMIÁN ARIENZA

Cuatro salas de los cines de La Calzada acogerán por primera vez la sede principal del Festival de CineEl Jovellanos, el Antiguo Instituto, el Centro Municipal Pumarín Sur y Laboral, con su teatro y el paraninfo, completan los espacios de proyección

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Los Cines Yelmo Ocimax de La Calzada aportarán cuatro salas para las proyecciones de este año del Festival de Cine de Gijón (FICX), que comienza el próximo 17 de noviembre. Se convierten así, podría decirse, en la sede principal de la edición de este año, aunque el Teatro Jovellanos seguirá siendo su centro neurálgico y acogerá las mayores galas. No es, sin embargo, la primera vez que el FICX visitará los cines de La Calzada. En el año 2009 se habilitaron dos salas para acoger las proyecciones de Enfants Terribles, el ciclo destinado al público infantil y juvenil que patrocina cada año el diario EL COMERCIO. ¿La razón? El Teatro Jovellanos afrontó aquel año unas obras de modernización que incluyeron el cambio de todas sus butacas, así como la mecanización del escenario y la ampliación de la caja escénica. Aquella circunstancia obligó a repartir por la ciudad la programación del coliseo gijonés, y a celebrar las galas de apertura y clausura del FICX en el Teatro de la Laboral.

Así pues, la 55 edición del Festival de Cine de Gijón repartirá sus proyecciones en cuatro zonas de la ciudad. En el centro, además del Teatro Jovellanos, habrá películas en el Centro de Cultura Antiguo Instituto, donde también tendrán lugar presentaciones y actividades complementarias, así como las jornadas dedicadas a la industria. En Pumarín, el Centro Municipal Gijón-Sur acogerá proyecciones tanto por la mañana como por la tarde. En el Teatro de la Laboral Ciudad de la Cultura habrá proyecciones y talleres del programa Enfants Terribles, destinados a escolares, en horario de mañana; por la tarde, habrá pases abiertos al público tanto en el teatro como en el paraninfo, sede oficial de la nueva sección FICX/Laboral Cinemateca. Y, en La Calzada, se suman las cuatro salas de los Yelmo, que dará cabida a la programación en sus distintas secciones. «Esta resolución se ha podido tomar gracias a la excelente disposición de Yelmo Cines Ocimax, tanto a nivel corporativo como humano, manifestada en un interés genuino por convertirse en una de las sedes principales del FICX», explicaba ayer Divertia en una nota de prensa. «Esta recién nacida colaboración con la cadena cinematográfica» -la única de la ciudad- «garantiza una calidad de proyección superior a la de anteriores ediciones», anuncia.

Explican desde la dirección del FICX que, «ante la incertidumbre jurídica que envuelve a los Cines Centro -opción que se ha perseguido hasta el último momento-, el equipo de Divertia ha decidido trasladar a Yelmo Cines parte de la programación del FICX». Por lo visto, este año no fue posible alcanzar un acuerdo con el administrador concursal para el alquiler y la puesta en marcha de sus cinco salas. El año pasado, el coste de esta operación había subido a 70.000 euros, mientras que en 2015 se habían pagado 105.000. Se calculaba el año pasado que el coste de utilizar los Yelmo, unos cines mucho más modernos y que, además, están en funcionamiento, lo que les impide proyectar otra películas mientras dure el FICX, sería de unos 140.000 euros.

El festival abandona los Cines Centro ante la «incertidumbre jurídica» que los rodea

Transporte entre sedes

Hasta el último momento se había intentado contar también con las salas de los Cines Centro, puesto que a nadie se le escapa que la situación de los Yelmo, alejada del centro de la ciudad, puede disuadir a algunos aficionados a acercarse a las salas de cine. Ya en la presentación de Enfants Terribles se hablaba de una posible combinación de ambos espacios de proyección, y de que, en todo caso, la dirección del FICX prevé poner en marcha un sistema de transporte para facilitar el acceso a las salas de los espectadores.

También aprovechó el FICX para agradecer «a las personas responsables de las distintas sedes opcionales que se han barajado a lo largo del proceso» y a su «voluntad de acoger al FICX si ello hubiese sido necesario». A pesar de las dificultades, el festival de cine que dirige Alejandro Díaz Castaño avanza con paso firme hacia su edición número 55.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos