'El nido', en pantalla grande

Jaime de Armiñán.
Jaime de Armiñán. / E. C.

El Aula de Cultura de EL COMERCIO continúa su homenaje a Jaime de Armiñán

ALBERTO PIQUEROGIJÓN.

Tras la recuperación exitosa en el inicio del ciclo cinematográfico dedicado al cineasta Jaime de Armiñán, que el Aula de Cultura de EL COMERCIO comenzó el pasado 30 de mayo con '14, Fabian Road', aplaudida por un Teatro Jovellanos repleto, las proyecciones han continuado el 20 de julio, ofreciendo 'Mi querida señorita' (1972). Y mañana, jueves, 24 de agosto, prosigue el homenaje, en el Centro Cultural Antiguo Instituto (19.30 horas), llevando a la gran pantalla 'El nido', estrenada en 1980.

'El nido' plantea una historia heterodoxa, aunque de cierta tradición literaria, cuyo mayor ejemplo podría ser 'Lolita', de Nabokov. Pero Armiñán construye su propia arquitectura, que se aleja del modelo referido.

Don Alejandro (Héctor Alterio) es un sexagenario director de música, viudo y jubilado, que se traslada a un pueblo de la profunda Castilla, donde solo le acompañan la soledad, los recuerdos, una batuta imaginaria con la que da forma a 'La creación', de Haydn; paseos a caballo, partidas de ajedrez en un tablero electrónico y algunas conversaciones junto al cura del pueblo, siendo él un ateo recalcitrante, lo que no impedirá una hermosa amistad. En esas circunstancias, comparece Goyita (Ana Torrent), una adolescente de trece años. Aparece paulatinamente, arrojándole un huevo desde un escondite boscoso, dejando pistas, hasta que se produce el encuentro. La chiquilla está ensayando el papel de lady Macbeth (lo que no parece una alusión inocente).

Irá creciendo un amor platónico (y en eso se distancia de la carnalidad de 'Lolita'), pero arrebatador, mientras las fuerzas vivas de la localidad alientan las sospechas de escándalo y preparan el cortocircuito sentimental. Pequeños pueblos, grandes infiernos.

La fotografía firmada por Teo Escamilla ilumina el romance condenado a la tragedia, dibujando paisajes líricos. Marcos esplendorosos que encuadran diálogos de profunda emoción, sin que se prescinda de un esmalte humorístico.

No adelantaremos el desenlace, que si muchos espectadores recordarán, conviene revivirlo a la manera de un epílogo inédito. Es un canto al amor, que Héctor Alterio y Ana Torrent subliman con interpretaciones sensibles, delicadísimas.

A destacar la presencia de una ilustrísima nómina de actores que nos han abandonado en las últimas décadas: Luis Politti, Ovidi Montllor, María Luisa Ponte, Agustín González y Amparo Baró.

'El nido' fue nominada a los Oscar y recibió los Premios al Mejor Director, Mejor Actor, a la Mejor Actriz y a la Mejor Actriz de Reparto (María Luisa Ponte) de la Asociación de Cronistas del espectáculo de Nueva York. Muy recomendable.

Fotos

Vídeos