Nuevo éxito del ciclo que rinde homenaje a Jaime de Armiñán

El público, en el salón del Antiguo Instituto.
El público, en el salón del Antiguo Instituto. / AURELIO FLÓREZ

La proyección de la película 'Mi general', «una sátira dramática», convocó en el Antiguo Instituto a un público que llenó el aforo

P. MONTOTO GIJÓN.

Cuarta proyección del ciclo que rinde homenaje al director Jaime de Armiñán, en el que participan el Ayuntamiento de Gijón y el Aula de Cultura de EL COMERCIO, y de nuevo con la asistencia masiva de un público interesado que llenó el aforo del salón del Antiguo Instituto. Tras el estreno que tuvo lugar el pasado mayo en un Teatro Jovellanos abarrotado para disfrutar del reestreno de '14, Fabian Road', al que siguieron 'Mi querida señorita' y 'El nido', ayer se pudo contemplar 'Mi general', de 1987.

Prologaron la cinta los comentarios del crítico de cine de EL COMERCIO, José Havel, quien destacó un elenco admirable del que formaron parte Héctor Alterio, Fernando Fernán Gómez, Mónica Randall, José Luis López Vázquez y Fernando Rey, entre otros intérpretes.

De otro lado, consideró que «no se trata de una película política ni anticastrense, sino una sátira dramática y de ternura humanística», pues el guión aborda las peripecias de un grupo de generales que han de someterse de modo renuente a las enseñanzas que imparten jóvenes militares de menor graduación para ponerlos al día.

Recordó Havel que, durante el rodaje, que transcurrió en Cataluña, un teniente coronel con galones auténticos se cuadró ante el generalato de fantasía, creyendo que eran mandos reales.

También relató la confusión de una señora que se dirigió a Fernando Rey, investido de almirante, diciéndole que era muy parecido al actor. La vida y la ficción, que siempre se enredan.

Fotos

Vídeos