La compañía Kamikaze, de Miguel del Arco, Premio Nacional de Teatro

E. C. GIJÓN.

La compañía Kamikaze Producciones, de Miguel del Arco, Israel Elejalde, Aitor Tejada y Jordi Buxó, obtuvo ayer el Premio Nacional de Teatro por «la puesta en marcha de un proyecto colectivo en el que se desarrollan con excelencia las diversas ramas de la creación escénica». El jurado del premio, dotado con 30.000 euros, destacó en su fallo «la valentía de sus propuestas y la adhesión de un público fiel que respalda este proyecto único en el panorama actual de nuestro teatro». Para la compañía Kamikaze recibir el premio es «un espaldarazo al amor al arte», especialmente después de «la dura travesía» del último año, tanto que los 30.000 euros del premio solo serán «un mordisquito» comparado con «el enorme agujero financiero» que tienen.

«Me siento como un pipiolo. Nos hace una ilusión gigantesca, especialmente en esta segunda temporada que empezamos tan llena de incertidumbre, pero hemos arrancado bien, abriendo una brecha en el túnel», explicó Miguel del Arco, que, en septiembre de 2018, será el director de escena de 'Fuenteovejuna', estreno mundial de la Ópera de Oviedo.

Del Arco, junto con Elejalde, Buxó y Tejada, se embarcaron en julio del año pasado en la «arriesgada aventura» de alquilar el Teatro Pavón y convertirlo en un espacio «vivo, abierto, emocional e interactivo».

Las han pasado «canutas» para llevar a término su «épica empresa», pero Del Arco cree que «la energía» del público, «presente todo el año» y la buena respuesta que empiezan a tener de las administraciones les está sacando de «la oscuridad». «Este no es un proyecto sostenible hoy por hoy. Los socios empezamos pidiendo un crédito grande muy por encima de nuestras posibilidades y este año lo hemos ampliado todavía más, estamos hasta las trancas. Incluso bromeamos con el buen teatro que vamos a hacer en la cárcel».

Fotos

Vídeos