Diálogo entre sonidos

El White Noise Concert reunió a un buen número de músicos asturianos. /  JORGE PETEIRO
El White Noise Concert reunió a un buen número de músicos asturianos. / JORGE PETEIRO

Los músicos asturianos dieron una lección de buen jazz en el White Noise Concert que ayer cerró el festival gijonés

P. A. MARÍN ESTRADA GIJÓN.

El jazz es fusión, un género flexible desde sus raíces, y por eso su mezcla con otros sonidos solo requiere ponerlo a rodar en manos de músicos predispuestos a sacarle partido a la experiencia. Si además se cuenta con una buena dirección del combo, la realidad sobrepasará felizmente la simple y libre jam-session, sin perder un ápice de frescura. Fue lo que ayer escuchamos en el Teatro Jovellanos en el White Noise Concert, con el que se puso colofón al festival Jazz Gijón: diez intérpretes de las escenas jazzística y folk asturianas, dirigidos por Javier Blanco, uno de los más prestigiosos arreglistas y compositores de la música latina de fusión.

Una batuta como la de Blanco -que ha trabajado con estrellas de la categoría de Paquito D'Rivera, Jerry González, Omara Portuondo u Olga Guillot y que ayer también hizo sonar la guitarra eléctrica- y la calidad acreditada de músicos como Jacobo de Miguel, Tony Cruz o la cantante Mapi Quintana sirvieron, afortunadamente, para atraer a buen número de espectadores. Dos tercios holgados del patio de butacas se llenaron de incondicionales de la buena música. Los que prefirieron quedarse en casa en la lluviosa tarde se lo perdieron; los que sí se aventuraron a salir disfrutaron de un estimulante espectáculo que, visto el resultado, debería servir para que la experiencia se repitiese en futuros diálogos de los sonidos de inspiración tradicional y los ritmos de la música popular por excelencia del mundo contemporáneo.

Además de los citados, sobre el escenario: Marga Lorences, Rubén Bada, David López, Jabier Rubio, Eladio Díaz, Samuel Rodríguez y Pier Bruera unieron sus talentos a esta bien conjuntada big band, a la que dio aún más fuerza la personalísima voz de Mapi Quintana, que dejó en el público, muy participativo, una extraordinaria impresión. Así fue a juzgar por los aplausos con los que la despidió y por el disfrute que se respiró con interpretaciones como 'Habanera excéntrica', 'La fuerza del Norte' - «porque el Norte tiene mucha fuerza», apuntó Blanco- y 'U', un tema de Eladio Díaz, el saxo de la agrupación creada para la ocasión.

La cita otoñal con el jazz en Gijón cerraba así sus sesiones, que al mediodía tuvieron su espacio para los más jóvenes con el espectáculo 'Exprésate Jazz', una idea de Miguel Uría y Lidia López, que contó con los músicos Edgar Vero -a cargo también de la dirección-, Boris Abreu, Miguel Uría y Alejando Gallego, además de la actriz Lorena Méndez. Un repaso a la historia de este género, lleno de sorpresas y la facultad de hechizar de los Musimagos de la banda en escena, con el que abrir el apetito de nuevas magias a los hoy pequeños y futuros espectadores del festival gijonés.

Fotos

Vídeos