«A diferencia de ahora, en el XIX los políticos eran hombres de gran cultura»

De Diego, antes de su ponencia en el Ateneo Jovellanos.
De Diego, antes de su ponencia en el Ateneo Jovellanos. / P. CITOULA

El profesor Emilio de Diego recordó a los asturianos que ostentaron cargos en la España de 1800 inaugurando curso en el Ateneo Jovellanos

J. M. PUGA GIJÓN.

El siglo XIX volvió a estar de actualidad en Gijón en la tarde de ayer. El responsable fue el doctor en Geografía e Historia y en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid Emilio de Diego, quien inauguró el curso en el Ateneo Jovellanos de la ciudad recordando a una treintena de asturianos que ocuparon cargos de poder en la época.

«La España del XIX fue clave por diversos motivos ideológicos y políticos. Es un siglo poco conocido y aparentemente enmarañado», explicó De Diego antes de exponer que, si se conociera mejor esa parte de la historia, se sabría cómo se construye y articula el Estado centralista, unitario y liberal, cómo se comparte un proyecto político y se crea un mercado nacional e, incluso, se vería que, aunque se intenta, no se logra simetría entre el poder político y el económico, que es «uno de los temas que están ocurriendo ahora en Cataluña», concretó.

Explicó el profesor que a Alejandro Mon «se le debe el proceso desamortizador», pues, aunque «no impulsó el proceso, sí fue el que le abrió las puertas», consiguiendo que terminara siendo eficaz. La enseñanza también ocupó buena parte de la ponencia, en particular el 'Plan Pidal' impulsado por el político y jurista gijonés.

De Diego habló de Campomanes, Jovellanos, Argüelles Álvarez, el conde de Toreno, Flórez Estrada, Pérez Villaamil, Riego, Posada Herrera, Vázquez de Mella y San Miguel, entre otros. «A diferencia de ahora, entonces los políticos eran hombres de gran cultura», zanjó el profesor.

Temas

Libro

Fotos

Vídeos