Encantados en el Jovellanos

G. Alexander, sobre el escenario del Teatro Jovellanos. /  AURELIO FLÓREZ
G. Alexander, sobre el escenario del Teatro Jovellanos. / AURELIO FLÓREZ

Los ilusionistas acabaron el espectáculo ante un dirigible en el que hizo su entrada José Armas Lleno en el teatro gijonés para disfrutar de la primera de las cinco galas que cierran la Semana Mágica de este año

PABLO A. MARÍN ESTRADA GIJÓN.

Un auténtico repóquer de ases del ilusionismo llenó ayer el escenario del Teatro Jovellanos en la Gran Gala Internacional de la VII Semana Mágica. El italiano Alberto Giorgi, el surcoreano Ted Kim, junto a los españoles G. Alexander y la pareja formada por Manolo Costa y Mindanguillo fueron los encargados de deslumbrar al público de todas las edades que llenó la sala, en un espectáculo de casi dos horas de duración, conducido por el actor Alberto Rodríguez como maestro de ceremonias.

Los aficionados a la magia pudieron disfrutar de una trepidante función en la que no faltaron números clásicos al lado de nuevas expresiones del arte de asombrar ni por supuesto el humor, administrado en sabias tomas por el presentador de la gala, un maestro más del elenco sirviéndose de la ironía como varita prodigiosa. El prestidigitador valenciano G. Alexander abrió el apetito de las sorpresas con un auténtico baile de naipes y color, mientras sus casi paisanos Costa y Mindanguillo, desde Elche, abrían su imaginativa maleta mostrando las afortunadas posibilidades de unir ilusionismo y comicidad.

Los momentos más espectaculares de la gala los brindaron las actuaciones de Kim y Giorgi. El coreano deslumbró al público con el número que le ha valido el título de Campeón Mundial de Magia, una muestra de cómo un arte milenario puede aprovechar los trucos de la nueva era tecnológica para realizar un pase de impecable belleza. Impecable también fue la ejecución del ilusionista italiano (Mandrake de Oro, el óscar de los magos) en los dos números que llevó al escenario y su reinvención del misterio de los cuerpos troceados y otros trucos clásicos. Alberto Giorgi, con un simple toque de sus dedos privilegiados desveló la sorpresa final de un espectáculo que se podrá ver en doble función durante el sábado y el domingo, si no se agotan las entradas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos