Genaro Alonso defiende el «notable» avance de la llingua bajo su gestión

M. R. GIJÓN.

El responsable de Educación y Cultura del Principado, Genaro Alonso, defendió ayer su gestión en relación a la llingua asturiana y fijó su posición de apoyo al asturiano, esta vez como consejero, garantizando que «no hice ni haré nada que esté fuera del marco de la Ley de Uso y Promoción ni fuera del programa de Gobierno». Porque después de que el consejero de Presidencia, Guillermo Martínez, dijese públicamente que su opinión era más relevante como consejero que como filólogo -después de que Alonso dijese que la mejor forma de garantizar la supervivencia de una lengua es su cooficialidad-, tocaba cerrar filas, pero también reivindicar su trabajo de «dignificación y normalización» a partir de la Dirección de Política Lingüística, con «un impulso más que notable» al asturiano.

Junto a él, en la prsentación en Oviedo de un informe sobre el sistema educativo, Alberto Muñoz, presidente del Consejo Escolar del Principado, se mostró también favorable a abordar el tema de la oficialiad, pero «a futuro», porque «no cabe la urgencia», dijo. Eso sí, en dicho informe, una de las propuestas, la número 39, apuesta por potenciar el asturiano y propone «la creación de las especialidades de Lengua Asturiana y Gallego-Asturiano que normalice la situación laboral del personal docente que las imparten».

Fotos

Vídeos