Las otros grandes tesoros del Bellas Artes

Piranesi. Una de las joyas de la colección de grabados es este aguafuerte del creador romano, fechado en torno a 1773. / MARIO ROJAS
Piranesi. Una de las joyas de la colección de grabados es este aguafuerte del creador romano, fechado en torno a 1773. / MARIO ROJAS

La colección de dibujo, con casi 3.000 piezas, y de grabado, con más de 1.500, son las joyas por conocer | La pintura es, sin duda, el valor del principal del equipamiento asturiano, pero Goya, Piranesi o Dalí también están en los fondos sobre papel, «los desconocidos»

PACHÉ MERAYO OVIEDO.

La pintura es sin discusión posible la niña bonita del Museo de Bellas Artes de Asturias. «No en vano», recuerda la responsable del registro, la historiadora de arte Paula Lafuente Gil, «no podemos olvidar que estamos en una pinacoteca». Las grandes obras maestras firmadas por El Greco, Ribera, Zurbarán, Murillo, Carreño de Miranda, Luis Meléndez, Goya, Sorolla, Picasso y Miró, entre otros, llevan óleo en sus viejos trazos, pero hay otros tesoros no ejecutados sobre lienzo, sino en papel, que comparten belleza, riqueza y genialidad. Son las colecciones de dibujo y de obra gráfica. También la de fotografía, pero especialmente las dos primeras, consideradas «las grandes desconocidas del museo» y a la vez una de sus joyas más preciadas. Así las define Paula Lafuente Gil, que recorre las dos pequeñas salas destinadas en el palacio de Velarde a poner foco (muy tenue por necesidades de conservación) sobre esos papeles, mientras reconoce su admiración por cada línea y su significado. Se detiene primero ante lo que un día fueron estudios preparatorios del gallego Pérez Villamil, máximo representante del paisajismo romántico español. «Sus apuntes tienen tal espontaneidad que no deben envidiar nada a las obras definitivas que alumbraron». Destaca las líneas de Álvarez Catalá y habla, cerca del legado de Luis Menéndez Pidal, de la especial dedicación a los creadores asturianos que obra en la colección de dibujos. Pero una de las más singulares de todas no es de aquí, sino de Figueres. Pertenece a la mano de Salvador Dalí y su valor le permite, «por razones obvias», conversar con las obras maestras de las colecciones. De hecho se exhibe con la única pintura de Picasso del centro y cerca de un óleo de Miró. Se trata de 'Metamorfosis de ángeles en mariposa', una acuarela fechada en 1973.

Como todas las creaciones en papel, se incluye dentro del fondo de dibujos, una colección que se acerca a las 3.000 piezas (exactamente 2.859), de las cuales se exhibe en rotación constante solo una mínima parte. Y eso gracias a la ampliación, que ha permitido trasladar varias pinturas a la nueva zona y poner esa pequeña parte en vertical en un espacio propio del palacio de Velarde, junto a otro algo mayor dedicado a los grabados, aguafuertes y litografías. La obra gráfica en su conjunto supera las 1.500 piezas y abarca desde el siglo XVI hasta la actualidad, con «estampas culminantes de Piranesi y Goya», además de varios «valiosos conjuntos de grabadores asturianos y españoles, como Picasso y Solana». Dispuestas en torno al histórico Tórculo de Folgueras, se pueden contemplar estos días algunas importantísimas piezas del arqueólogo, escultor, pintor y grabador romano del XVIII Giovanni Battista Piranesi, del que se custodia un álbum completo de 26 aguafuertes, fechados cerca de 1773. «Se encontraba en la Diputación Provincial y de ella pasó al museo. En total eran 28, pero dos ya entonces habían desaparecido. A su ingreso, en 1989, no se encontraba en buen estado y fue restaurado en el monasterio de San Pelayo». Su envergadura es tal que «protagonizó una exposición monográfica en 1991».

Más información

Pero si un maestro llama la atención en esta sala es el de Fuendetodos, Goya. De él se guarda completa la serie de 'Caprichos'. Un auténtico tesoro en sí mismo, pero Lafuente se queda contemplando con auténtica veneración una pieza que se sale de esa serie. 'Paisaje con peñasco y cascada'. Un aguafuerte y aguatinta bruñida sobre papel verjurado con filigrana impreso con plancha partida, «lo que le hace absolutamente singular». No colgado, pero sí en la colección hay otro también partido y de Goya titulado 'Paisaje con peñasco, edificio y árboles'.

También llama la atención un aguafuerte por tener grabado el anverso y el reverso. En el primero, 'Contrabandista andaluz', y en el segundo, 'Contrabandista andaluz con todo'. Un conocidísimo autorretrato y las recreaciones en punta seca del rey Felipe IV y de su esposa, la reina Isabel de Borbón, ambos en retrato ecuestre, cierran la actual exposición en sala, a la que se accede superando antes la de dibujos.

Sobre la sección que ahora está a la vista, además de los creadores asturianos del XIX, se pueden contemplar algunos ingleses, alemanes e incluso franceses. De ellos, la especialista destaca «particularmente los legados de los viajeros románticos españoles y extranjeros, como Genaro Pérez Villaamil, Adrien Dauzats y, entre otros, David Roberts». De su mano destaca 'Atardecer en Carmona', dibujo fechado en 1833, que está trabajado a lápiz, carboncillo, acuarela y 'gouache' y «es fruto de su viaje por España, que aparece en su obra posterior 'Picturesque Sketches in Spain taken during the years 1832 and 1833' y que acabaría también reproducida en una creación de loza».

Por cierto, que otro de los tesoros del museo es su colección de artes industriales, «compuesta por más de 5.000 vidrios, lozas y planchas calcográficas para la estampación sobre loza de fábricas como La Industria, La Asturiana, San Claudio y la Real Fábrica de Sargadelos, entre otras».

Son muchas las sorpresas que esconde el Bellas Artes, uno de los museos provinciales más importantes de España, que abrió sus puertas en 1980 con una pequeña colección y hoy tiene una enorme riqueza que va más allá de la pintura y que estos días tiene un par de citas más que señalas. La exposición de la donación de Plácido Arango, que aún permanecerá hasta el 22 de julio, y la recién inaugurada, integrada por obras de la principal pinacoteca nacional, 'Arte y Mito. Los dioses del Prado', que permanecerá en la primera planta de la ampliación hasta el 18 de junio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos