Joaquín Pixán: «José Alfredo Jiménez es el gran referente»

El tenor Joaquín Pixán saca nuevo disco. /  E. C.
El tenor Joaquín Pixán saca nuevo disco. / E. C.

Su nuevo disco, 'México, ahora y siempre', ofrece orquestaciones únicas de algunos de los temas más populares de la canción azteca y un himno a la emigración asturiana

P. ANTÓN MARÍN ESTRADA GIJÓN.

'México ahora y siempre' es el título del último proyecto materializado por el tenor Joaquín Pixán (Cangas del Narcea, 1950), un disco grabado con la Orquesta del Reino de Aragón y con el que el cantante asturiano rinde homenaje a la música popular del país azteca interpretando una nutrida selección de sus canciones más universales. Temas como 'El Rey', 'Guitarras de medianoche' y 'Un mundo raro' -entre otros- del afamado José Alfredo Jiménez, comparten el repertorio de este trabajo con 'La Adelita', 'Jalisco' o 'La barca de oro'. Un esmerado tributo a una tradición que, como afirma el propio cantante, «es patrimonio de la humanidad» y ha logrado perdurar en el tiempo «por la calidad de sus melodías y de sus textos, muy ligados a la vida misma, con sus pasiones y sus dramas».

El nuevo álbum es fruto de más de dos años de preparación y el resultado ha sido fiel al objetivo artístico que perseguía el tenor. «Quería que no resultase demasiado uniforme y que al oír una canción ya fuese como si las oyeses todas», explica. Para evitarlo invitó a participar a cinco compositores-orquestadores y a que hiciesen su propia versión de cada tema, «siempre bajo las directrices de la idea que yo tenía», apunta Joaquín Pixán. Horacio Icasto, Javier Vázquez, Alicia Morote, Javier Blanco y Ariel Juárez son los nombres de los arreglistas, coordinados por Amparo Edo y en el apartado vocal colaboran la soprano Dolores Granados, el tenor Moisés Molín y el grupo Alaia.

Trabajar con la Orquesta del Reino de Aragón, bajo la dirección de Ricardo Casero, y haber podido grabar el disco en su sede, el Auditorio de Zaragoza, le ha resultado especialmente grato al músico cangués. «Resultó todo muy fácil, fue ensayar y grabar casi directamente y además en el auditorio de Zaragoza, considerado el mejor de España a efectos de grabación. La experiencia ha sido muy buena», resume.

En el germen de 'México, ahora y siempre' está el tributo a una música que forma parte de la memoria sentimental de Joaquín Pixán y a la figura que con más humanidad y talento la ha encarnado, el compositor y cantante José Alfredo Jiménez. «Es el gran referente», apunta su admirador, y de él son nueve de las canciones contenidas en un álbum que también le homenajea con un tema de partitura propia y versos de la gallega África Sánchez que lleva por título 'Hijo del pueblo'.

La otra pieza escrita expresamente para el disco también lleva al recuerdo, en este caso de los emigrantes que buscaron en México un futuro mejor y cuenta con dos versiones, la asturiana de Alfonso Sánchez y la española de María Baro. «En este tema hemos querido dar voz a la emigración a través de la música», dice Pixán del único corte que no estaba en el proyecto inicial.

Acerca de la acogida del álbum es consciente del reto de presentar un repertorio que forma parte del imaginario colectivo y sobre el que se han hecho cientos de versiones o adaptaciones: «¡Imagínese las que se habrán hecho en México de 'El Rey'! -reflexiona en voz alta-. Hay ciertamente un riesgo, pero nuestra intención no era ser más mexicanos que los mexicanos, sino hacer una lectura canónica en lo musical partiendo de la raíz popular». Se trata de una propuesta original que el tenor asturiano inscribe en la línea de aportaciones como las que ya han hecho, entre otros, Plácido Domingo, «de estar en alguna línea estaríamos en ésa, siempre desde nuestra personalidad», apunta el cantante de Cangas del Narcea.

Concierto en Avilés

Tras la publicación del disco, Joaquín Pixán y la Orquesta del Reino de Aragón contemplan ofrecer la propuesta a formaciones sinfónicas de toda España. En Asturias, el tenor ha mantenido recientemente contactos con la Orquesta Sinfónica de Avilés y con las autoridades locales para estudiar la posibilidad de llevar 'México, ahora y siempre' a la ciudad. Sería una nueva ocasión de volver a cantar a una tierra de la que siempre está muy cerca: «Es mi espacio natural y cualquier ocasión que tengo de volver ahí estoy. Tengo muy cuidadas esas ocasiones», afirma.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos