El Jovellanos se rinde ante Lola Herrera

Lola Herrera y Juanjo Artero, en un momento de la representación de 'La velocidad del otoño'.
Lola Herrera y Juanjo Artero, en un momento de la representación de 'La velocidad del otoño'. / FOTOS: DAMIÁN ARIENZA

La actriz volvió a Asturias en compañía de Juanjo Artero para interpretar 'La velocidad del otoño' | En su tercera parada en el Principado, los dos intérpretes cautivaron una vez más al público, que llenó el teatro y aplaudió puesto en pie

CARLA COALLA GIJÓN.

No hay nada comparable a la luz que despierta Lola Herrera (Valladolid, 1935) al poner un pie en el escenario. La seguridad y el carisma de quien lleva toda una vida dedicada a la escena, de quien vive por y para dar vida a cada uno de los personajes que, como en el caso de Alejandra, permiten al público trasladarse a otro momento, llenarse de nuevas sensaciones y acercarse a un sinfín de sentimientos que solo Lola es capaz de transmitir. A ella se une además Juanjo Artero (Madrid, 1965), un animal de escena en todos los sentidos. Con peso, calidez y buen tino a la hora de interpretar al hijo de la protagonista, el actor es capaz de aunar la risa y la emoción en la que es una de las grandes visiones de la relación madre e hijo que el escenario ha visto.

Solo ellos parecían capaces de representar 'La velocidad del otoño', bajo la atenta mirada de Magüi Mira, tal y como demostraron en la hora y cuarto que duró el espectáculo. El público del Teatro Jovellanos, que estaba prácticamente lleno a pesar de que el pregón y Bisbal actuaban en plazas cercanas, aplaudió puesto en pie una vez concluyó la representación.

Una Alejandra de 81 años en la que Lola Herrera se sentía como pez en el agua se enfrentó a su familia dispuesta a ser ella quien decida dónde quiere pasar el resto de años que le quedan. No solo la iluminación de José Manuel Guerra la favorecía, sino todo el decorado que parecía dispuesto para verla brillar, como siempre, como nunca. Incluso el propio Juanjo se dispuso como el compañero de escena perfecto, creando el clima idóneo con el que ensalzar el trabajo de Jesús Cimarro y Bernabé Rico, producción y adaptación respectivamente. Metido en la piel de Cris, el hijo más joven de Alejandra, es capaz de representar a la perfección su regreso tras 20 años de ausencia para convertirse en el mediador de la familia. En un momento en el que ninguno de sus hermanos es capaz de entenderse con su madre, sus palabras, «Hola mamá», se convierten en la mecha que prende las bombas emocionales que se encuentran a punto de explotar.

Esta misma noche habrá una nueva entrega de 'La velocidad del otoño' en el mismo escenario y a la misma hora: Teatro Jovellanos de Gijón a las 20.30 horas. Es la mejor prueba del gran trabajo que viene haciendo el equipo de la obra de teatro desde que la estrenaran, ya que no hay ciudad en la que no cosechen un buen éxito de masas, seguida de aplausos y gran parte del público en pie. El precio de las entradas oscila entre los 24 euros de butaca, los 20 euros de entresuelo y los 16 euros de la entrada general.

Fotos

Vídeos