«Seamos libres para amar»

Pablo López, con el público puesto en pie, en el Teatro de la Laboral. / DANIEL MORA
Pablo López, con el público puesto en pie, en el Teatro de la Laboral. / DANIEL MORA

Pablo López volvió a Gijón, esta vez para presentar 'Camino, fuego y libertad' | El músico malagueño abarrotó el Teatro de la Laboral en un concierto sinónimo de sentimiento en el que las emociones estuvieron a flor de piel

JESSICA M. PUGA GIJÓN.

Pablo López volvió a Gijón -su última visita a la ciudad fue hace dos años- en el formato en el que más cómodo se siente: en la intimidad de un teatro. Lo hizo además con todo el papel vendido desde hace semanas y ante un público entregado de principio a fin que no se cansó de cantar y aplaudir en todo el concierto. Está acostumbrado el cantante malagueño a arrasar allá por donde pasa. De hecho, tiene ya varias citas de la presente gira con el cartel de 'entradas agotadas' colgado.

Pablo López y su inseparable piano se hicieron gigantes en el escenario de la Laboral. Cada vez que el músico empezaba a tocar, un silencio sepulcral posibilitaba la magia, aunque el teatro vibrara después con los coros del público. Una sensación posible como resultado de la intimidad más emocional, de letras sentidas de calado social e innegable actualidad, y todo ello aderezado con melodías bellas y una forma de tocar -y sentir- el piano muy personal.

Empezó Pablo López entonando 'El Camino' y continuó con 'El niño', para recuperar después un éxito de su anterior álbum, 'Once historias y un piano'. No sería el único que rescataría el músico de trabajos pretéritos. El público respondió al guiño poniéndose en pie y aplaudiendo con ganas el buen hacer del malagueño. Así quería ver Pablo López a las más de 1.300 personas que acudieron a su llamada. «Muy buenas noches. No sé si te han engañado o pasabas por aquí, solo quiero que seas libre», reivindicó el cantante confesándose «especialmente sensible esta noche».

Libertad fue la palabra que más repitió. «Seamos libres para amar», pidió, asegurando que «ningún soplagaitas del Gobierno tiene que dar libertad porque es solo nuestra». Y fue decirlo y comenzar a sonar su último gran éxito, 'El patio', que el público cantó de principio a fin puesto en pie. Así es la magia de Pablo López, quien, acompañado de su banda, dejó en Gijón muy buen sabor de boca y un puñado de muy buenas canciones.

Otra oportunidad, por el momento, habrá en Asturias de disfrutar del músico malagueño y ex concursante de 'Operación Triunfo'. El próximo 29 de junio, Pablo López presentará 'Camino, fuego y libertad' en el Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo. Y para este concierto aún quedan unas pocas entradas disponibles.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos