El Comercio

Los Escritores Noveles entregarán este año el Premio Juan José Plans de novela corta

Covi Sánchez, presidenta de la Asociación.
Covi Sánchez, presidenta de la Asociación. / JOAQUÍN PAÑEDA
  • Covadonga Sánchez, la presidenta del colectivo, defiende la escritura como «un oficio más», alejado del «aura divina» que se le atribuye

Dos años y unos meses después del fallecimiento de Juan José Plans, el conocido autor gijonés que recibió múltiples reconocimientos a su obra en vida y dejó como testamento literario para la posteridad casi cuarenta libros, la Asociación de Escritores Noveles (AEN) ha tomado la iniciativa de convocar un galardón que llevará su nombre, el cual tiene el respaldo de la propia familia de quien firmara 'Crónicas fantásticas' o 'El juego de los niños', base de la película de Narciso Ibáñez Serrador '¿Quién puede matar a un niño?'. Premio Nacional de Teatro y de Guión Radiofónico, así como del Ondas, Plans también dirigió el Festival de Cine de Gijón, se le concedió el Premio de las Letras de Asturias y perteneció a la sociedad jovellanista, a cuyo prócer dedicó una biografía.La presidenta de la AEN, Covadonga Sánchez, explicó que «el premio se convocará a mediados de noviembre, atendiendo a los géneros en los que fue especialista Juan José Plans, el terror, el misterio y la ciencia-ficción, y el fallo será en coincidencia con el Día del Libro». La Editorial Círculo Rojo se ocupará de llevar a la imprenta las páginas ganadoras.

Acerca del congreso auspiciado y organizado por la AEN, que se celebró a lo largo del fin de semana pasado, que tuvo a Emilio Lledó como presidente honorífico del mismo y participante muy activo, Covadonga Sánchez quería destacar en principio el agradecimiento al filósofo que obtuvo en 2015 el Premio Princesa de Asturias de Comunicación y Humanidades, haciéndolo extensivo a todos cuantos contribuyeron al éxito de las jornadas, de los escritores Antonio Garrido y Víctor del Árbol a los editores Gloria Gutiérrez, Alberto Marcos y Ramón Alcaraz o los libreros asturianos asistentes. «Emilio Lledó nos dio lecciones de humanidades en vivo, escuchando siempre a todos. Desde que finalizó el congreso, nos ha llamado en dos ocasiones para decirnos que su estancia había sido muy grata».

Entre otros proyectos inmediatos, la presidenta de la AEN indicó que «estamos invitados a un próximo encuentro con asociaciones de escritores de toda España». Y apeló a una relación más fluida con la veterana Asociación de Escritores de Asturias. «Institucionalmente, no hemos mantenido ningún acercamiento. Y nos gustaría», declaró.

De los debates que animaron el congreso, evocó aquellos en los que se plantearon cuestiones concernientes a las nuevas tecnologías y su repercusión en la creación literaria. «¿Dónde están los lectores de hoy?», se preguntó, respondiendo que «ahora se encuentran en cualquier lugar. Un blog puede tener millones de visitantes». Razones por las que «el panorama editorial está cambiando». De otro lado, consideró el propio ejercicio literario a modo de «un oficio más», alejado del «aura divina e inalcanzable» que a veces se le asigna. Defendía en ese sentido los talleres de literatura: «El último Premio Princesa de Asturias de las Letras, Richard Ford, acudió a Oviedo en compañía de la directora de una revista cultural, quien manifestó las virtudes de los talleres literarios y la normalidad de su existencia en Estados Unidos».