El Comercio

La tetralogía de Baroja 'Tierra vasca' se reúne por vez primera en un solo volumen

Pío Baroja publicó en 1900 'La casa de Aizgorri', su primera novela. Con ella abría la trilogía 'Tierra vasca', a la que se sumarían 'El mayorazgo de Labraz' (1903), y 'Zalacaín el aventurero' (1909). Más de una década después aparecía 'La leyenda de Jaun de Alzate' (1922) ampliando a tetralogía su pionera y ambiciosa aventura novelística. Ahora que se conmemora el 60 aniversario de la muerte del escritor -se cumplió el 30 de octubre-, Espasa reúne por primera vez las cuatro novelas vascas en un único volumen. Es una edición especial y llega al lector apenas un año después del rescate de su última novela inédita, 'Los caprichos de la suerte'.

«Es una publicación de largo recorrido. No desaparecerá en unas semanas de las mesas de las librerías. No se había hecho hasta ahora y es muy importante», asegura Pío Caro-Baroja Jaureguialzo, sobrino nieto del narrador y guardián de su legado. Su padre, el director de cine y guionista Pío Caro-Baroja, fallecido el año pasado, trató ya de «cerrar el ciclo novelístico» del autor de 'El árbol de la ciencia'.

Los herederos de Baroja han optado por publicar la tetralogía en el mismo sello al que su tío fue fiel, Espasa.