El Comercio

La escritora Vanessa Gutiérrez.
La escritora Vanessa Gutiérrez. / ÁLEX PIÑA

Vanessa Gutiérrez gana el Premio de Ensayo del Principado

  • El Principado reconoce el gran valor de la obra 'El paisaxe nuestro' que firma la colaboradora de EL COMERCIO

Un paisaje literario que brilla con luz propia. La escritora y colaboradora de EL COMERCIO Vanessa Gutiérrez (Urbiés, 1980) acaba de ganar el XXII Premio 'Máximo Fuertes Acevedo' de ensayo en asturiano, que concede la Consejería de Cultura, con su obra 'El paisaxe nuestru'. El jurado destacó en su obra «el pulso literario del texto y la modernidad de una estructura en la que hace dialogar a textos escritos y orales de diferentes épocas alrededor de un mismo paisaje», según destaca el fallo, suscrito por unanimidad.

Tras conocer la noticia la autora se mostraba sorprendida: «Ye un testu abondo singular, tanto na estructura como nel conteníu, y por esa complexidá nun esperaba pa nada que pudieren premialu». Según explicó la ganadora: «Tento indagar ente les fronteres de ensayu y ficción, construyendo un diálogu coral ente distintes voces reales pa retratar un país que puede ser cualquiera del mundu, inda parta del entornu que yo vivo y conozo».

Una topografía médica del polígrafo José María Jove y Canella (sobrino del fundador de la Extensión Universitaria, Fermín Canella) publicada en 1925 y en la que se trata de diversos aspectos de la cultura popular en San Martín del Rey Aurelio, la zona donde ejerció profesionalmente, sirve como base para ese diálogo con testimonios orales recogidos por Gutiérrez a lo largo de su carrera periodística: «Les voces que falen son reales, únicamente ye ficción la forma na que s'articulan para entamar el diálogu coles apreciaciones de Jove y Canella».

La escritora mierense afirmó que con el propósito de evitar filtros a lo real y presentar los testimonios sin el condicionamiento de una voz en off: «Decidí dende un principiu que nun esistiere la presencia d'un yo narrador, pa que les propies voces seyan a trazar por elles mesmes el retratu colectivu». El territorio del que se intenta perfilar ese retrato no es necesariamente Asturias: «fálase d'una tierra onde hebo un pasu fondu ente el mediu campesín a la industrialización, una guerra o la realidá d'un mundu que muerre, elementos comunes a cásique cualaquier país de la tierra». Los testimonios orales insertados en el hilo de este ensayo de fronteras libres serían en ese sentido, la expresión de: «La mio voluntá de qu'eses vides s'eternicen de dalgunamiente, perduren más alló de l'alcordanza como parte d'una memoria que tamién ye la mía, pol entornu nel que me crié, el mesmu que describe el médicu autor de la topografía».

No es la primera vez que Vanessa Gutiérrez se sirve de los relatos orales de testigos de carne y hueso para articular con ellos una historia coral. En 2007 publicó con la también periodista Beatriz Redondo Viado el volúmen 'El país del silenciu', en el que se recogen los testimonios de mujeres de varias generaciones. «El xermen del llibru actual parte d'aquella experiencia, inda esti ye un proyectu bien distintu y más complexu: les voces que falen son de xente vivo y prestóme llograr que tamien pudieren dialogar coles voces del pasáu, colos muertos, ye dicir cola mesma memoria».

El de la ganadora del último Premio 'Máximo Fuertes Acevedo' es uno de los nombres más destacados y sólidos de la llamada tercera generación del Surdimientu.

Entre sus títulos se encuentran libros de poesía como 'La danza de la yedra' (2004), con el que obtuvo el Premio Teodoro Cuesta o narraciones como 'Palabres que te mando' (2006) o la extraordinaria 'La Cama' (2008) -traducida al castellano-. Ha sido redactora del semanario 'Les Noticies' y colabora actualmente en EL COMERCIO, además de presentar y dirigir el programa de la RPA 'Ente toos'.