El Comercio

Antonio Rivero gana el Premio de Investigación Literaria Ángel González

Por la izquierda, Vicente Luis Mora, Francisco Borge, Araceli Iravedra y Javier García, en el Edificio Histórico de la Universidad.
Por la izquierda, Vicente Luis Mora, Francisco Borge, Araceli Iravedra y Javier García, en el Edificio Histórico de la Universidad. / ALEX PIÑA
  • El navarro se impone con un trabajo en el que aborda la historiografía literaria de la posguerra. Fue el mismo día que salió a la luz la obra publicada del ganador del año pasado

El doctor en Estudios Filológicos y Lingüísticos Antonio Rivero Machina (Pamplona, 1987) es el II Premio Internacional de Investigación Literaria Ángel González, cuya distinción concede la cátedra de la Universidad de Oviedo que toma el nombre del poeta asturiano con el patrocinio de la Fundación Banco Sabadell. El trabajo merecedor del galardón -y de los 6.000 euros de los que está dotado- se titula 'Posguerra y poesía. Construcciones críticas y realidad histórica' y es el resultado de la tesis doctoral del autor, graduado en Filología Hispánica por la Universidad de Extremadura.

Se trata de una investigación «rigurosa y exhaustiva de la historiografía literaria del periodo comprendido entre 1939 y 1952», en palabras de los miembros del jurado elector. La vocal del mismo, además de directora de la Cátedra Ángel González, Araceli Iravedra, puso en valor la «valentía» del autor al abordar el tema desde una visión crítica y «sanamente polémica» de las aproximaciones teóricas y las aplicaciones metodológicas asentadas. «Lo que este trabajo propone es una conexión de las lecturas puramente ideológicas de la literatura española de posguerra, o al menos mediatizadas por ese factor, para reivindicar una lectura más filológica desde la distancia histórica», apuntó Iravedra en el acto de presentación del ganador celebrado en el Aula Rector Alas del Laudeo del Edificio Histórico de la Universidad de Oviedo.

El vicerrector de Extensión Universitaria y Proyección Internacional, Francisco Borge, fue el presidente del jurado y encargado de dar a conocer el acta. Junto a él y a Araceli Iravedra estuvieron Francisco José Díaz y María Payeras, profesores de la Universidad de las Islas Baleares, y Jaime Siles, docente en la Universidad de Valencia.

El Premio Internacional de Investigación Literaria Ángel González celebró su segunda convocatoria, además, presentando la obra ganadora de la que fue su primera convocatoria, fallada el año pasado, y que ahora publica la Editorial Iberoamericana Vervuert. Entonces fue el escritor y ensayista Vicente Luis Mora el ganador por el trabajo 'El sujeto boscoso. Tipologías subjetivas de la poesía española contemporánea entre el espejo y la notredad (1978-2015)'. Ayer, su autor estuvo en Oviedo para hablar de una obra cuya temática empezó a rondar por su cabeza desde que en 1986 muere Jorge Luis Borges y su obra le lleva al debate de los espejos y a las teorías sociológicas al respecto. «Si nos viéramos reflejados en un espejo tras mucho tiempo sin vernos, no nos reconoceríamos, igual que cuando un escritor lee algo que hizo hace años. Eso se debe a la mutación de nuestra propia identidad, no solo al paso del tiempo», aseguró. Con él, debatiendo y compartiendo impresiones, estuvo el profesor de la Universidad de Oviedo Javier García Rodríguez.