El Comercio

Un libro resucita a Franco hecho pedazos

Algunas de las ilustraciones de 'Franconstein'.
Algunas de las ilustraciones de 'Franconstein'.
  • Alfredo Aracil y Fernando Gutiérrez firman una obra con el dictador como protagonista

  • 'Franconstein' es un cuento sobre su agonía que ofrece medio centenar de alternativas al lector e ilustraciones para completar el collage

Es un libro. Pero es más que un libro. Negro sobre blanco queda impresa en letras y trazos la agonía del general Franco reconstruida, reinventada, renacida y resucitada en cincuenta variantes. 'Franconstein. Una ficción necropolítica', que así se titula la obra que firman Alfredo Aracil y Fernando Gutiérrez, es más que literatura para adentrarse en el terreno de la experiencia artística. De hecho, su edición se inscribe dentro de las ayudas a producciones artísticas del Ayuntamiento de Gijón, que acaba de publicar el volumen, de cubierta negro carbón que ya anuncia lo que hay dentro. Que también es negro, por aquello de la muerte, pero que también tiene humor de idéntica tonalidad. Porque el juego que se plantea es puro humor negro.

La propuesta es la siguiente: se cuenta un cuento al hilo de la sórdida agonía del general Francisco Francisco Franco. «¿Y si su muerte, en realidad, no hubiera sucedido? ¿Y si la ciencia al servicio de los intereses políticos lo hubiere curado como oforma de perpetuar el régimen?» es el punto de partida de esta aventura hecha a pedazos, tal y como remite el juego de palabras de su título con la obra de Mary Shelley. El caso es que a medida que avanza la lectura los autores van dando al lector medio centenar de alternativas, 50 formas de reescribir la historia, de hacer giros en una trama en la que medicina y política «se revelan como tácticas complementarias de una misma estrategia de gobierno».

Claro que además de palabras hay imágenes. Al final del volumen, se presenta un bloque gráfico compuesto por fragmentos de cuerpos unidos siempre a la testa del generalísimo. Es otra forma de aproximación argumental y de coser esta particular obra. «Se trata, finalmente, de hacer presente la precariedad del pasado, esto es, volverlo visible en sus costuras e injertos, a la manera de un cadáver exquisito, un collage que puede ser revisado en cada fragmento».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate