El Comercio

La cultura vinícola de Cangas del Narcea, dibujada

Neto y Carolina Pelaz presentaron el libro sobre la cultura vinícola de Cangas.
Neto y Carolina Pelaz presentaron el libro sobre la cultura vinícola de Cangas. / FOTOS: BELÉN G. HIDALGO
  • El Parador de Corias fue el escenario de la presentación del libro de Neto y Carolina Peláez cuya historia comenzó en sus viñedos

Jamás pensaron los curas benedictinos del Monasterio de Corias que más de un milenio pasaría hasta que el vino de Cangas del Narcea fuese el protagonista indiscutible de un libro ilustrado. Quizás por aquel entonces no eran conscientes del gran legado que dejaban en la comarca. Los viñedos dibujarían el paisaje cangués, las bodegas irrumpirían en el trazado de los pueblos y el vino se convertiría en un elemento imprescindible de la vida de Cangas del Narcea. Un libro que inicia su andadura en la biblioteca del mismo monasterio -hoy convertido en Parador Nacional- donde comenzó esta tradición vinícola tan arraigada y, al mismo tiempo, tan desconocida.

Precisamente ése es el objetivo con el que el Ayuntamiento de Cangas del Narcea, en colaboración con la DOP Cangas puso en marcha 'Vino de Cangas'. En él, Neto García del Castillo -viñetista de EL COMERCIO- y Carolina Pelaz -responsable del Museo del Vino de Cangas del Narcea hasta 2017- dan color y voz a la cultura vinícola del concejo, acompañados de peculiares personajes. Neto insiste en que «no es un libro para niños. Es pura estrategia para engachar a los adultos».

De pura cepa

El editor del libro, Cristian Velasco, destacó en el acto, patrocinado por el Aula de Cultura de este periódico, «el enorme cariño puesto por los autores en la confección del libro». Neto lo atribuyó a sus orígenes cangueses y Carolina Pelaz, reiteró su apego a la comarca al reconcer que en Cangas tiene «su segunda familia». Neto recordó ante el público su infancia recorriendo las bodegas de la villa «con aquel garrafonín de dos litros» para cumplir con su cometido familiar: que no faltase el vino en la mesa a la hora de comer. Ahora es él quien lo exige en los restaurantes, «por fastidiar, porque en realidad no soy un gran bebedor de vinos», confiesa.

En memoria de Redondo

El acto fue, al mismo tiempo, un emotivo tributo al fallecido Juan Manuel Redondo, quien fue director de Bodegas Monasterio de Corias y expresidente del Consejo Regulador de la DOP Vino de Cangas. Beatriz Pérez, presidenta de la DOP Cangas, con la voz temblorosa y la emoción contenida reconocía que el proyecto no hubiera sido posible sin él, pero su pérdida sirvió para continuar con el mismo. «Seguiremos adelante, aunque no sea fácil. Daremos continuidad a tu estela. Esperamos que te sientas orgulloso de nuestro trabajo. Hoy, una vez más, brindaremos por ti».

Tras el agradecimiento de la concejala de Turismo y Festejos, Begoña Cueto, el público pudo disfrutar del vino de Cangas con los autores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate