El Comercio
José María Mellado.
José María Mellado. / A. FLOREZ

«Habría que reducir las fotos publicadas en redes sociales a las que se toman con el móvil»

  • Participó en los Encuentros fotográficos de Gijón y habló de su libro 'Los fundamentos de la fotografía'

  • José María Mellado.Fotógrafo y escritor

Cuando se habla de fotografía, nombrar a José María Mellado (Almería, 1966) es dar un paso más. Sus capturas no solo envuelven al espectador, sino que lo transportan a un mundo en el que solo esa personal mirada tiene cabida. Su carrera profesional lo ha llevado a convertirse en un referente en el mundo de la fotografía y la faceta de escritor ha hecho que su talento no solo alcance la imagen, sino que ha permitido que este se materialice en palabras. 'Los fundamentos de la fotografía', editado por PhotoClub, es su última obra, en la que ha vuelto a contar con la experiencia de Pablo Juliá, ex director del Centro Andaluz de Fotografía, comisario de la última exposición de Mellado, 'Closer', y gran amigo suyo.

-¿Qué ha cambiado o qué ha descubierto José María Mellado desde su libro 'Fotografía de Calidad' hasta ahora, que publica 'Los fundamentos de la fotografía'?

-Es una obra completamente nueva, escrita desde cero. No lleva ese título porque sea algo básico, sino porque cuenta los que yo considero que son los pilares de la fotografía. Es lo que después de tantos años considero que un fotógrafo debe saber.

-¿A quién va dirigido el libro, a estudiantes o a profesionales?

-Va dirigido a todos. Es un libro con el que tú puedes empezar, sin saber nada, pero que aborda cuestiones muy avanzadas. Se trata, fundamentalmente, de centrarse en lo importante, dejando a un lado los trucos y demás recursos, que están bien, pero no son pilares de la fotografía. Además, tiene una vocación completamente pedagógica, pues es el primer libro en el que el lector se puede descargar todas las imágenes que incluye.

-¿Qué tiene que tener un buen fotógrafo?

-Lo fundamental es que domine la técnica, pero también tiene que tener pasión por la fotografía. Debe disfrutar captando aquello que le llame la atención de su entorno para poder transmitírselo a los demás. Es decir, cuando domines la técnica, serás capaz de deshacerte de ella y centrarte en lo que realmente quieres hacer con la cámara.

-Las redes sociales se han convertido hoy en día en un trampolín para muchos aspirantes a fotógrafos. Usted, en Instagram, ya tiene más de 2.000 seguidores. ¿Considera que esta red social en concreto está actuando a favor o en contra de la fotografía?

-Yo soy un poco malo para las redes sociales. Me registré en 2012 y estuve muchos años sin prestarle atención, hasta que he vuelto recientemente. Creo que son algo positivo, al igual que el móvil, pues son sistemas de fácil acceso. Hace poco me invitaron a un evento de instagramers en España en el que estaba Chicote, una blogger importante... Hay muchas vías que se están abriendo y cada uno debe elegir la que le parezca más interesante. A mí, con respecto a Instagram, me parece más bonito reducir las publicaciones a aquellas imágenes captadas por el móvil, aunque mucha gente publica fotografías que están hechas con cámaras normales, trabajadas con ordenador. Me parece una opción válida, pero entiendo las redes sociales más con el sentido de compartir algo que te está sucediendo en ese preciso momento, algo que necesitas comunicar. Con Facebook me llevo mejor. Con Twitter no puedo.

-¿Qué opinión le merece la actual fotografía más comercial, la llamada BBC (Bodas, Bautizos, Comuniones), en la que se ha empezado a dar prioridad al retoque fotográfico?

-Es todo un reto, porque los fotógrafos comerciales tienen que reinventarse. Continuamente se enfrenta al mismo evento, por lo que ser originales, en este sentido, tiene muchísimo mérito. Yo me imagino que lo haría igual. Es inevitable que utilicen determinadas técnicas de tratamiento. En España tenemos algunos de los mejores profesionales de fotografía social del mundo, ganan premios y obtienen menciones muy importantes fuera. Es un trabajo que se merece todo mi respeto.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate