Angulema reconoce al excesivo Richard Corben

Portada de uno de los personajes creados por Richard Corben. /
Portada de uno de los personajes creados por Richard Corben.

El festival europeo del cómic premia a uno de los dibujantes con mayor personalidad

Javier Bragado
JAVIER BRAGADOMadrid

Richard Corben es uno de los pocos autores que ha conseguido atrapar a sus lectores de un vistazo. Gracias a su espectacular trazo y sus vistosas elecciones el hijo de granjeros de Misuri (1 de octubre de 1940) logró emerger entre el cómic más subterráneo para convertirse en un dibujante con numerosos seguidores de un arte abigarrado y excesivo que ha sido reconocido por el Festival de Angulema -el más prestigioso europeo de la viñeta- con el Gran Premio 2018.

Maestro y amante del terror y de la voluptuosidad y el erotismo, el norteamericano Richard Corben ha conseguido labrarse una carrera con éxitos en el papel y un fracaso empresarial hasta que pasadas las siete décadas de vida se ha convertido en una firma de presitigio para las más reputadas editoriales. Antes, tuvo que hacerse un hueco en el tebeo tras un paso por la animación (cuando creó 'Den', uno de sus personajes identitarios) y nunca perdió cierto sentido cinematográfico a la hora de desarrollar sus historias. «Los cómics 'underground' fueron para mí una oportunidad de divertirme con los tebeos. Hacía sólo lo que quería y no me preocupaba por seguir un guion o hacer que tuviera algún sentido. Aparte de querer ser un dibujante de cómic tenía poco en común con la mayoría de los otros dibujantes 'underground'. La mayoría querían romper con el sistema y rechazaban el negocio de la producción de cómics y sus metas donde yo realmente estaba intentando colocarme en el sistema. Pero saborear esa libertad probablemente me cambió de manera permanente. Fue a trabajar para las grandes compañías pero nunca podré olvidar esa libertad», reconoció en 2014.

La admiración de Corben por los pintores Caravaggio y Miguel Ángel se trasladaron a un detallado tratado anatómico de sus personajes que terminó por recalcar y exagerar sus voluptuosos cuerpos hasta un exceso potenciado por su iluminación. Entre sus temas preferidos surge el terror, pero también la ciencia ficción y su alegato por el pacifismo (en 'Rowlf' los cuentos clásicos le sirven de herramienta antibelicista). Su novela gráfica más reconocida es 'Bloodstar', donde sus dibujos acentúan la adaptación de John Jakes sobre un relato de Robert E. Howard (creador de Conan y Solomon Kane). «Mis favoritos incluirían 'Bloodstar', 'Den', y más recientemente 'Spirits of the Dead', una colección de mis adaptaciones de varios relatos y poemas de Edgar Allan Poe», suele explicar en sus entrevistas más recientes.

En España, las obras de sexo, héroes y violencia de Corben pudieron verse en el siglo XX en Creepy, Heavy Metal, y Toutain antes de que comenzara durante su última etapa las ilustraciones en ilustrar para Marvel, DC o Dark Horse.

El peor momento de su carrera se sitúa con al desaparición de Fantagor Press en 1994, la editorial que había construido en 1986 para dar rienda suelta a su capacidad creativa y a su trabajoso sistema de producción -revisaba cada paso desde la creación de los fotolitos-. Pero la aportación del estadounidense fue más allá y genios como Frank Miller y Moebius reconocieron su influencia. Por ello, Angulema le ha añadido en el palmarés de un festival en el que no hay más de media de docena de autores norteamericanos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos