Canciones y versos, sin Sabina, en la sala Galileo Galilei de Madrid

Luis García Montero, en el homenaje. /  FOTOS: IÑAKI MARTÍNEZ
Luis García Montero, en el homenaje. / FOTOS: IÑAKI MARTÍNEZ

R. MARTÍNEZ MADRID.

Tras los abrazos, los saludos, los recuerdos y las palabras iniciales a Ángel González, «un poeta imprescindible», «uno de los grandes», «un amigo», comenzaron cerca de las nueve y media de la noche a sonar los versos en la sala Galileo Galilei de Madrid para recordar al poeta asturiano que se fue hace hoy justo diez años. Abrieron el fuego Joan Magrit y Juan Cruz, seguidos de otros como Allen Josephs, el editor Chus Visor, Almudena Grandes, Ángel Gabilondo, Marwan, Javier Rioyo, Benjamín Prado... Y para el final -la fiesta se presumía larga en la noche- estaba previsto que, entre otros amigos, interviniesen Benjamín Prado, Luis García Montero y que se acabase el homenaje con canciones de Miguel Ríos y Pedro Guerra, que grabó un disco con letras de Ángel González, quien prestó a su vez su voz profunda y grave a la grabación. Falló Joaquín Sabina, que anunció que no podría acudir «por enfermedad».

Hoy, en Oviedo, un acto en el colegio que lleva el nombre del poeta, cerrado al público, una ofrenda floral en el cementerio donde reposan sus restos (12.30 horas) y un acto en el Teatro Campoamor (19 horas) completarán en Asturias los actos de homenaje al autor de 'Áspera vida'.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos