«Creo mundos fantásticos para sacarle los colores a la raza humana»

La escritora de origen cubano Daína Chaviano./E. C.
La escritora de origen cubano Daína Chaviano. / E. C.

Presenta esta tarde en la Casa del Libro de Gijón 'El abrevadero de los dinosaurios', una sátira en la que humanos y saurios comparten civilización Daína Chaviano. Escritora

MIGUEL ROJOGIJÓN.

Daína Chaviano (La Habana, 1957) es una de las escritoras de género fantástico más destacadas del momento. Tiene la nacionalidad estadounidense desde 1991, y desde allí crea sus mundos imaginarios. Descendiente de asturianos de Villaviciosa, llega a Gijón para presentar 'El abrevadero de los dinosaurios' (Huso), una colección de relatos que acaban hilando una historia en la que los humanos descubren que los saurios sobrevivieron en la Tierra, en una civilización paralela, pero que acabarán teniendo que compartir el planeta. La cita es esta tarde, a las 19 horas, en la Casa del Libro.

-¿Cómo es ese mundo en el que conviven humanos y dinosaurios?

-Es una sátira sobre la condición humana, y a través de esos relatos voy creando este universo, viendo cómo sería y dejando a la luz los prejuicios, las carencias del género humano. La civilización sauria es tan adelantada a la nuestra que al preparar la convivencia salen a la luz todas nuestras carencias. Mi itención es crear un mundo fantástico para sacarle los colores a la raza humana.

-Hay dinosaurias que tienen orgasmos solo con comer una aceituna, y también se cuenta, por ejemplo, la historia de un saurio que no se sabe si es macho o hembra. ¿Qué podemos aprender los humanos de esa civilización?

-Muchos de los temas que se tratan están vigentes hoy en día, a pesar de que el libro lo escribí en 1990. Ahora lo reeditamos porque no había llegado a España. En esos relatos homenajeo a alguna figura histórica, trato temas universales o cuento cosas que me han pasado a mí o a gente que conozco, siempre con mucho humor. En el tema de la mujer, por ejemplo, está claro que es un problema que no acaba de solucionarse, y aunque yo lo veo desde el punto de vista de la mujer en Cuba, lo cierto es que el problema es universal. Todos los países tenemos conflictos similares, aunque sí es cierto que se agudiza en los lugares menos desarrollados.

-Hace un año que murió Fidel Castro, pero aquella apertura que se vislumbraba parece no acabar de llegar. ¿Cómo lo ve una escritora cubana desde Estados Unidos?

-Tengo amigos y familia en Cuba, pero ya llevo tanto o más tiempo viviendo fuera del que viví en La Habana. Sigo algunas noticias sobre mi país, y es cierto que todo sigue igual, pero prefiero tener una visión globan del mundo. Me interesa mi especie, lo que es común aquí en España, en Cuba o en cualquier otro lugar del planeta.

-En estos relatos hay mucha fantasía, cierto realismo fantástico. ¿Bebe usted de esa tradición latinoamericana?

-Lo cierto es que mis lecturas son casi todas anglosajonas. Sí es cierto que conozco a Cortázar, a María Luisa Bombal o a Vargas Llosa, que quizás tenga algún trazo de esa tradición, pero no bebo directamente del realismo mágico, me gusta más la ciencia ficción de Ray Bradbury, por ejemplo. En este libro, al ser historias llevadas al absurdo, quizás se pueda ver algo de esa tradición, pero no es la línea habitual en la que trabajo.

-Es su primera visita a Asturias. ¿Aprovechará para buscar sus raíces asturianas?

-Tengo muy poco tiempo, pero estoy muy ilusionada con ir por primera vez a Asturias. Espero volver para poder visitar los registros en busca de mis familiares de aquí, pero será en otra visita. Es curioso que, desde muy joven, ya en Cuba, me interesaba mucho la mitología celta, y estudiando sobre Asturias resulta que aquí está muy arraigada. Quizás era algo relacionado con la memoria genética de mi familia.

-Los escritores dedican mucho tiempo a la promoción. ¿Le resta tiempo para escribir?

-En mi caso no, suelo estar dos o tres meses de promoción y el resto del año lo dedico a trabajar. Ahora, por ejemplo, estaré tres semanas en España, pero tengo que volver a Estados Unidos para rematar mi próxima novela, que sacaré con Grijalbo. Tengo que entregarla a tiempo.

-¿Qué nos puede adelantar de ese trabajo?

-Está muy relacionado con España. Es un thriller histórico que se desarrolla en dos momentos diferentes: hay una trama que se inicia en el siglo XVI en España y otra en un futuro cercano. Hay un crimen y un descubrimiento arqueológico que acaban relacionándose. Mi intención es dulcificar la famosa leyenda negra de España en Iberoamérica, que nunca se matiza. Se generaliza mucho y es injusta con España.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos