«Detrás del paraíso escandinavo hay una parte oscura»

Geir Tangen./
Geir Tangen.

El escritor noruego Geir Tangen toma el relevo de la novela negra del norte de Europa con 'El ejecutor'

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

El tirón de la novela negra escandinava parece no tener fin, y nuevos autores renuevan regulamente el género que tiene como gran maestro a Stieg Larsson, el fallecido autor de la saga 'Millenium'. El relevo lo toma ahora el escritor noruego Geir Tangen (Oystese, 1970), que publica en España su primera novela, 'El ejecutor' (Reservoir Books, colección Roja y Negra).

"Empecé a leer novela negra infantil con siete u ocho años y es algo que ha perdurado en mi vida", cuenta Tangen, que ha elegido a un periodista y a una investigadora para llevar a cabo unas averiguaciones que hacen guiños a otras obras como 'El ángel oscuro', de Unni Lindell, o 'Petirrojo', de Jo Nesbo.

¿Pero por qué triunfa la novela negra en Escandinavia? "En la sociedad en la que vivimos tenemos todo lo que necesitamos. Nuestras vidas son muy seguras y necesitamos algo que nos dé un poco de salsa para que nuestros días sean más emocionantes", opina Tangen. "Detrás del paraíso hay una parte oscura, un pozo muy grande en el que se puede excavar para encontrar sombras. Eso sí, es solo literatura. Me gusta que la sociedad no sea la que se plasma en las novelas. No necesitamos ese tipo de sociedad", bromea.

Autor de un exitoso blog sobre el género, Tangen decidió dar el salto y convertirse él mismo en autor. "Cuando escribí 'El ejecutor' no sentí ningún peligro porque pensé que la iban a leer cien personas con suerte", ríe. "Pero cuando fue un éxito editorial y tuve que escribir la segunda novela, sí que empecé a sentir todos los miedos, los vértigos y la ansiedad", reconoce. Eso sí, estaba seguro de que los escritores a los que había criticado en su bitácora no se iban a revolver contra él. "Mis reseñas se hicieron populares porque trataba de no ser malo, sino de decir que yo habría hecho una cosa u otra. No creo que tenga enemigos", asegura.

Tras la publicación de 'El ejecutor' en Noruega, el agente de Tangen le llamó un día. "Me dijo: 'Te he vendido en Dinamarca'. 'Qué bien', le respondí. 'En realidad, he vendido dos novelas tuyas. Ya escribirás el segundo'". Así que decidí escribir una trilogía", explica.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos