El escritor escocés Philip Kerr muere de cáncer a los 62 años

MIGUEL LORENCI MADRID.

Era escocés, pero entró en la historia de la novela negra gracias a un descreído oficial alemán de las SS, Bernie Gunther, que trabajó en la Alemania nazi y en la de la Guerra Fría. Philip Kerr (Edimburgo, 1956), que vendió millones de libros gracias a este personaje, falleció ayer víctima de un cáncer, apenas un mes después de cumplir 62 años. Firmó trece novelas protagonizadas por Gunther en las que prestó un exquisito cuidado a su ambientación histórica. Con una de las novelas de la serie que inició con su 'Trilogía berlinesa' ganaría el Premio RBA. Kerr estudió Derecho en Birmingham y filosofía en Alemania. Trabajó durante años para grandes firmas de publicidad antes de dedicarse en exclusiva a la literatura. El éxito le llegó en 1989 con la primera intriga del detective Bernie Gunther, 'Violetas de marzo', que catapultó su carrera. Publicó luego varias novelas ambientadas en la Alemania anterior a la II Guerra Mundial y continuó la serie en las décadas posteriores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos