Francisco Carantoña: «Estaría bien que Azcárate tuviese una calle en Gijón»

Francisco Carantoña. /  J. PETEIRO
Francisco Carantoña. / J. PETEIRO

MIGUEL ROJO GIJÓN.

Francisco Carantoña Álvarez, profesor de Historia de la Universidad de León, imparte esta tarde en el Museo Casa Natal de Jovellanos, en Gijón (19 horas), la conferencia 'Azcárate y Jovellanos, dos ilustrados reformistas en críticos cambios de siglo', auspiciada por el Foro Jovellanos y el Aula de Cultura de EL COMERCIO. El director de este periódico, Marcelino Gutiérrez, será el encargado de presentar al ponente. Pero, ¿qué tienen en común estos dos personajes, separados por casi un siglo, para unirlos en una conferencia? Explica Carantoña que «los dos son reformistas, personas extremadamente cultas e ilustradas, con un alto concepto de la ética. Los dos creen que el mundo se puede cambiar por medio de la educación -Jovellanos tenía su instituto, Azcárate puso en marcha la Institución Libre de Enseñanza-, y ambos creían que tenían que actuar siguiendo siempre sus principios, luchando contra la corrupción». Y sin embargo, apunta, al contrario que pasa en Gijón con Jovellanos, la de Azcárate es una figura olvidada en León, donde nació. «Le dieron una calle marginal y no hay monumento o placa que le recuerde», lamenta.

Estrecha era la vinculación de Azcárate con Gijón: hijo de una gijonesa, Justa Menéndez Morán, visitaba habitualmente la región y ofreció multitud de conferencias. «Tenía una vinculación personal importante y él escribió el primer editorial de EL COMERCIO, pues tenía mucha relación con los fundadores del periódico», recuerda Carantoña. Además, explica, «dio un gran apoyo al ferrocarril desde El Ferrol, que consiguió que se llevase a Gijón por la costa». La ciudad, en 1908, le hizo Hijo Adoptivo y también le dio su nombre a la entonces calle Munuza, que volvió a recuperar el original en 1937, cuando a él se la quitaron por republicano. «No digo esta, que está ya muy arraigada en la ciudad, pero estaría bien que Azcárate tuviese una calle en Gijón», propone Carantoña.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos