García Martín: «Viajo siempre por trabajo, para luego escribir»

José Luis García Martín, momentos antes de la presentación en la Librería Cervantes. / PABLO LORENZANA
José Luis García Martín, momentos antes de la presentación en la Librería Cervantes. / PABLO LORENZANA

El escritor presentó 'Ciudades de autor', un conjunto de crónicas publicadas en este periódico

PABLO A. MARÍN ESTRADA OVIEDO.

«El mundo es una gran biblioteca ilustrada por los libros de los autores que admiramos». Así entiende José Luis García Martín la realidad viajada y leída que refleja su último libro: 'Ciudades de autor' (Impronta) y que ayer presentó en la Librería Cervantes de Oviedo, acompañado de Pablo Núñez, director de la revista 'Anáfora' y profesor de la UNED.

La literatura y las ciudades son las verdaderas protagonistas de los textos reunidos por el escritor y colaborador de EL COMERCIO, en cuyas páginas vieron antes la luz en forma de series veraniegas. «Me siento un privilegiado por poder publicar literatura y hablar de lo que quiera», afirmó sobre sus colaboraciones dominicales en este diario.

Y precisamente sobre la naturaleza de unos textos escritos para un medio de comunicación le preguntó Núñez en la presentación. «La prensa no solo da noticias, desde siempre ofrece literatura, y Balzac, Chejov, Baroja han publicado así sus narraciones antes de recogerlas en libro», recordó, matizando además: «En todo caso no soy periodista, sino escritor en el periódico».

Los viajes son el eje de series como las ahora reunidas en 'Ciudades de autor' y también su fuente de inspiración. «Siempre viajo por motivos de trabajo, voy a cargar el depósito para luego escribir», explicó García Martín. Los libros son su equipaje y principal guía: «Son puertas que nos ayudan a ver el mundo» y, por eso, desdeña los lugares de las que nunca se ha escrito nada. «Una ciudad de la que no hablen los libros es una ciudad muda». Los destinos exóticos y el turismo rural también quedan excluidos en sus viajes: «En la jungla y en el campo me encuentro desamparado. Me gustan las ciudades que me arropan como Nueva York o Venecia», confesó.

En la presentación de ayer, el diálogo con Pablo Núñez se extendió a otros cómplices que, desde la distancia física, se sumaron a la tertulia como Hilario Barrero, desde Nueva York, Silvia Ugidos, desde Colombia o desde Madrid, Martín López Vega y José Cereijo. Ninguno de ellos quisieron perderse las nuevas historias de García Martín, en las que «todo es cierto, salvo alguna cosa», bromeó su autor, evocando la frase de un político actual.

Temas

Libro

Fotos

Vídeos